¿Se puede prevenir la neumonía?

La neumonía es la infección de uno o ambos pulmones generada por bacterias o virus. La Organización Mundial de la alud (OMS) estima que hay 156 millones de casos cada año en niños menores de cinco años y más de 20 millones de casos lo suficientemente graves como para requerir hospitalización.

La bacteria más frecuentemente asociada a la neumonía es el Streptococo pneumoniae. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: ridvan_celik

Ahora que hace tanto frío y mi hijo tose más seguido de lo usual, ¿tendrá neumonía?, ¿podré prevenirla?. Hoy vamos a responder estas y otras dudas sobre la neumonía en niños.

La neumonía es la infección de uno o ambos pulmones, la cual puede ser generada tanto por bacterias como por virus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay 156 millones de casos de neumonía cada año en niños menores de cinco años, con hasta 20 millones de casos lo suficientemente graves como para requerir hospitalización.

La bacteria más frecuentemente asociada es el Streptococo pneumoniae y son los virus quienes ocasionan del 14% al 40% de los casos, los que incluso pueden llegar representar hasta el 50% en los niños pequeños.

Tanto la neumonía viral, como la bacteriana, se producen a lo largo de todo el año. Sin embargo, son más frecuentes en los meses de invierno, esto debido a que aumenta el contagio porque las personas prefieren permanecer en lugares cerrados y abarrotados, además de la alteración del funcionamiento normal del mecanismo de autolimpieza que tenemos en la vía respiratoria (llamada función mucociliar) debido al frio del aire ambiental.

Tanto la neumonía viral, como la bacteriana, se producen a lo largo de todo el año. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Renphoto

¿ANTE QUÉ SÍNTOMAS DEBO ESTAR ALERTA?

Los signos y síntomas más frecuentes de neumonía incluyen: tos, fiebre, respiración rápida con o sin hundimiento de la piel alrededor de las costillas; además, en los bebés se suma la inquietud o dificultad para alimentarse. Por ello, si observa que su hijo tiene algunos de estos signos es importante que sea evaluado por un médico, ya que la neumonía es una enfermedad potencialmente grave sobre todo en niños pequeños.

Una vez diagnosticada la neumonía, la decisión de hospitalizar a un niño se toma según la edad, los problemas médicos asociados y los factores clínicos (incluida la severidad de la enfermedad).

Así, por ejemplo, se debe hospitalizar a niños menores de seis meses de edad, a quienes presenten un nivel de oxígeno por debajo de lo normal en la sangre (hipoxemia), dificultad respiratoria moderada a severa, si tiene otras enfermedades asociadas (enfermedad cardiopulmonar, síndromes genéticos, trastornos neurocognitivos, trastornos metabólicos o pacientes inmunocomprometidos); además, a los que en el momento de la evaluación se encuentra una neumonía complicada (Efusión pleural, empiema, entre otros).

Los signos y síntomas más frecuentes de neumonía incluyen: tos, fiebre, respiración rápida con o sin hundimiento de la piel alrededor de las costillas. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: mixetto

¿EXISTEN MEDIDAS DE PREVENCIÓN PARA LA NEUMONÍA?

Existen algunas medidas para prevenirla, entre ellas, la principal es el lavado de manos, que es el procedimiento más importante para prevenir la propagación de infecciones.

La segunda medida es mantener al día las vacunas de nuestros niños, ya que esto prepara su sistema inmunológico para cuando estén en contacto con microorganismos productores de infecciones. Por último, pero no menos importante, mantener una alimentación adecuada de acuerdo a la edad de nuestros hijos.