Seis cirugías ginecológicas que son poco frecuentes en el siglo XXI

Muchas cosas han cambiado en la ginecología en los últimos  tiempos, entre ellas la necesidad o frecuencia de algunas operaciones y la forma en que se hacen otras. Ligadura de trompas o reanastomosis de trompas son algunas de las cirugías que se hacen menos en el presente siglo. 

La endometriosis afecta a 176 millones de mujeres en el mundo. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Viktoriya Kuzmenkova

Muchas cosas han cambiado en la ginecología en los últimos  tiempos, entre ellas la necesidad o frecuencia de algunas operaciones y la forma en que se hacen otras. ¿Qué cirugías se hacen cada vez menos?

LIGADURA DE TROMPAS

Antes era una de los métodos frecuentes que usaban las mujeres que querían una anticoncepción permanente.  Hoy en dia es un procedimiento que se hace raramente. Primero porque tenemos alternativas muy efectivas y sencillas que son de larga duración, como algunos DIUS ( dispositivos intrauterinos como la T de cobre) que se colocan en un par de minutos, son económicos y brindan excelente protección por más de 10 años.  Para que alguien querría operarse si puede ponerse una T de cobre en 5 minutos y estar tranquila por 10 años 

Hay casos en que las pacientes aprovechan otra operación, como por ejemplo una cesárea, para pedir que también se haga la ligadura de trompas, pero usualmente hoy en dia estamos haciendo ya no la ligadura, sino la extirpación de las trompas, ya que se ha visto que este último procedimiento disminuye bastante el riesgo de un cáncer de ovario posterior. Esta disminución del riesgo llega al 80-90 % de los cánceres de ovario en las mujeres que tienen mutaciones en los genes BRCA 1 y 2.  La ligadura también lo disminuye pero en una proporción mucho menor. 

Cirugías que se hacen menos en el siglo XXI | Fuente: Getty Images

REANASTOMOSIS DE TROMPAS

En la época en que la ligadura de trompas estaba de moda, habían frecuentes casos en que la paciente se arrepentía y decía que quería quedar embarazada nuevamente. También hay una serie de enfermedades que pueden afectar parte de las trompas y bloquearlas.

Para todos estos casos habían las operaciones de “reanastomosis” de trompas, que se basaban en cortar y retirar la parte afectada y ocluida, para luego unir las partes sanas y dejar la trompa permeable y operativa.

Era una cirugía que exigía mucha técnica y habilidad y que durante años hicimos por laparoscopía. Pero hoy en dia, con los avances en los métodos de reproducción asistida (“bebes de probeta”) y con la disminución de los costos de esos métodos,  ellos se han vuelto la primera opción y la reanastomosis de trompas se ha vuelto muy rara. 

LEGRADO UTERINO

El legrado uterino es una limpieza que se hace del interior del útero. Usualmente, en nuestro país,  tiene dos indicaciones frecuentes, una es luego de un aborto para evitar sangrados e infecciones, y la otra es como método diagnóstico en pacientes post menopáusicas donde hay sospecha de cáncer.

Hoy en dia tenemos medicamentos que la mayoría de las veces consiguen limpiar el útero y evitar sangrados luego de los abortos, así como métodos diagnósticos de consultorio que nos dan bastante seguridad en los casos de pacientes post menopáusicas que sangran. Es por eso que cada vez es menos necesario hacer legrados.

Mujeres | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: metamorworks

ENDOMETRIOSIS

Es una enfermedad que cada vez diagnosticamos con mayor frecuencia y que, en el largo plazo, puede dar muchos problemas a la paciente, como dolor crónico, dolor al tener relaciones, dolor al menstruar, además de sangrados excesivos, infertilidad, etc. Hasta hace poco tiempo, cuando sospechábamos la enfermedad, hacíamos una laparoscopía para hacer el diagnóstico, y luego volvíamos a operar cada vez que aparecía por ejemplo un quiste endometriósico en alguno de los ovarios. Hoy en dia ya no se hace eso.

Si hay sospecha de enfermedad, la mayoría de veces con eso basta para iniciar el tratamiento, y este sigue sin cirugía usualmente hasta que la paciente quiera tener bebes o presente dolor que no responde a la terapia. Ahí, si pensamos que la cirugía será beneficiosa, es el momento de hacerla.  Con este nuevo esquema se disminuye muchísimo el número de operaciones y se mejoran los resultados y la calidad de vida de la paciente.    

FIBROMAS UTERINOS

Los fibromas son tumores benignos del útero muy frecuentes. Se supone que al menos una de cada 3 pacientes mayores de 35 años puede tener algún tipo de fibroma. Estos tumores eran la causa de la mayoría de operaciones ginecológicas, donde a veces se sacaban solo los fibromas ( miomectomías ) o todo el útero ( histerectomía ).  

Hoy en dia ya no somos tan liberales a la hora de operar hemos aprendido que muchos de esos fibromas pueden quedarse sin dar problemas y que muchos de los que dan problemas pueden ser tratados sin cirugía. Tenemos una serie de alternativas para controlar los sangrados y ya hay medicamentos que hacen disminuir el tamaño y los síntomas de los fibromas. 

Todas estas alternativas hacen que estas operaciones ya no se las hagamos a todas las mujeres afectadas sino a solo a algunas, seleccionadas,  donde estén realmente indicadas.

Ovarios Poliquísticos | Fuente: EFE

QUISTES DE OVARIO

Antes se consideraba que cualquier quiste de ovario en paciente luego de la menopausia debía ser extirpado. Igual conducta se seguía en la mayoría de quistes de más de 5 cm en cualquier momento de la vida de la mujer. 

Hoy en dia tenemos elementos de diagnóstico como la ecografía y los marcadores tumorales que nos permiten evaluar los quistes y ver si son de riesgo o no, permitiendo que la gran mayoría de pacientes no se operen sino simplemente sigan un esquema de control del quiste a lo largo del tiempo con mucha seguridad.

Vemos pues que a medida que avanzan los conocimientos y la tecnología, tenemos cada vez más alternativas a la cirugía. Y en los casos en que hay que operar, tenemos cirugías mucho menos agresivas y que dan mejores resultados, como todas las que usan técnicas endoscópicas con incisiones mínimas. 

También se ha cambiado todo el enfoque sobre como tratar al paciente en los momentos peri operatorios, es decir, como prepararlo para la operación, como tratarlo durante el transcurso de la cirugía y finalmente en las horas siguientes, consiguiendo muy buenos resultados, tema que será tratado en un próximo artículo.