Gracias a:

¿Cómo vender nuestras ideas con convicción?

Cuando solo tienes una oportunidad para convencer a tu audiencia que tu idea es la mejor, entonces debes prepararte para crear una presentación efectiva.

El objetivo principal cuando exponemos una idea es la de informar, motivar, entretener, pero sobre todo, la de persuadir. | Fuente: www.executivetraveller.in

Muchas veces, cuando tenemos que exponer nuestras ideas o proyectos a nuestros jefes, colegas, o incluso, frente a un cliente; no logramos impresionarlos con una propuesta sólida; esto puede suceder por diferentes razones, ya sea porque no se conoce la idea por completo o por nervios a decir algo equivocado. El objetivo principal cuando exponemos una idea es la de informar, motivar, entretener, pero sobre todo, la de persuadir; y muchas veces esto no se logra cuando nos quedamos cortos de palabra y no sabemos qué decir.

Antes de vender una idea debes ir preparado; para ello, debes conocer tu idea a la perfección, es recomendable crear un borrador de tu discurso y practicarlo, así te sentirás más seguro cuando debas exponerlo. Asimismo, asistir puntual a la reunión y vestir adecuadamente son factores que te harán sentir más tranquilo y seguro al momento de presentar tu idea frente a tu audiencia.

Durante la exposición debes tener en cuenta que todo se reduce a ese momento; solo tienes una oportunidad para impresionar a tu público y convencerlo de que tu proyecto o idea es la mejor. Por ello, te presentamos cinco claves que te ayudarán a persuadir e impresionar a tu público.

Conoce a tu audiencia. Ten en cuenta que no puedes tratar a todos por igual, ni esperar que todos reaccionen de la misma forma; es importante que conozcas a quién le estás hablando y qué necesidades tiene. Trata de entender qué los moviliza y los motiva, si tienes claro eso, estarás muy cerca de enganchar a tu audiencia. Otra forma de generar mayor vínculo es dirigiéndote directamente a cada uno de ellos, por ello, es importante que te aprendas sus nombres.

Mira directamente a la otra persona. Este punto es clave al momento de persuadir a tu audiencia; cuando expones tu idea procura siempre mirar a los ojos del otro, de forma cordial y amistosa. Si durante tu presentación no miras a nadie, entonces el mensaje que estarás dando es que no estás seguro de tu idea y el interlocutor se dará cuenta de eso al instante. 

Comunica sin rodeos. Si quieres vender tu idea, sé directo. Si te vas por las ramas tu público puede aburrirse e incluso perderse, sin llegar a captar la idea de tu presentación. Sé conciso y céntrate solo en lo que es importante contar; los pequeños detalles terminan siendo irrelevantes para una presentación de ventas.

Prepara una presentación de calidad. Tener una ayuda visual generalmente resulta una herramienta sumamente efectiva, no solo te permite ordenar tus ideas, sino que te ayudará a mantener entretenido a tu audiencia. Si preparas una presentación interactiva, con imágenes, videos y textos muy concretos y precisos; entonces el mensaje será recibido con mayor facilidad y podrás conectar con tu público de una manera más efectiva.

Elabora preguntas efectivas. Al finalizar la presentación da un tiempo para recibir el feedback de tu audiencia, esclarecer dudas y elaborar preguntas; procura siempre que estén orientadas a una respuesta positiva. Finalmente, cuando le hagas la pregunta decisiva, es decir, si compra o no la idea; será más fácil que te diga que si.

¿Qué opinas?