El desborde del río Rímac afectó centros campestres en Lurigancho-Chosica

Los clubes Regatas La Cantuta y La Pradera Santa Eulalia quedaron llenos de lodo y piedras tras el paso del huaico.

El huaico que generó el desborde del caudal del río Rímac también afectó clubes campestres en Lima. La corriente llegó a la altura del kilómetro 32 de la Carretera Central, donde se ubica el Club de Regatas La Cantuta, en la zona Lurigancho-Chosica.

Ahí dejó una gran masa de lodo y rocas tras su paso. El mismo panorama se observó en el Club La Pradera Santa Eulalia, donde la corriente arrasó con la sección de casas rodantes que estaban estacionadas. 

Cerrado desde enero. El Consejo Directivo del Club Regatas La Cantuta dijo que su local se encuentra cerrado indefinidamente desde el 15 de enero. Además, aseguró que se han tomado previsiones para evitar daños significativos en su interior y que las labores de limpieza continúan.

También aclaró que las secciones de deporte, cámpers, bungalows y el zoológico no han sido dañadas. Detalló que el deslizamiento de rocas y lodo afectó estacionamientos vehiculares, además del "Golfito", el gimnasio, el minimarket y la concesión "El Rancho".

Zonas afectadas. El río Rímac aumentó su caudal y se desbordó la madrugada de este viernes. Las principales zonas afectadas son Chosica, San Juan de Lurigancho y Huachipa. Los equipos de la Policía Nacional continúan en los diferentes puntos de emergencia para evacuar a los ciudadanos.

La situación es similar en Chaclacayo, donde los vecinos temen la caída de los puentes Morón y Los Ángeles. Esto, tras el colapso de parte de la vía del ferrocarril central como consecuencia de la erosión y el debilitamiento de su base.

¿Qué opinas?