En 2010, un niño de dos años que vivía en Sumatra (Indonesia) sorprendió al mundo cuando declaró que era adicto al cigarrillo. Por aquel entonces, Ardi Rizal aún usaba pañales y jugaba con carritos de plástico. Sin embargo, no era un niño común, pues su hábito de fumar contrastaba entre sus amigos.

Hoy el niño tiene ocho años y puede declarar que superó su adicción al tabaco. Su madre, Diana, habló con CNN y relató que ella le daba cigarrillos a su hijo porque él lo pedía con insistencia. “Cuando quería fumar comenzaba a golpear su cabeza contra la pared y se lastimaba si no tenía un cigarrillo“.

Historia de un adicto. La adicción de Ardi comenzó cuando su padre le dio un cigarrillo al año y medio de edad. Liberarse de este problema no fue nada fácil para él, según relata. “Fue difícil para mí frenar. Si no fumaba mi boca se volvía agria y mi cabeza se sentía mareada. Ahora, estoy feliz. Me siento más entusiasmado y mi cuerpo se siente fresco”, relató.

Dejar el vicio por el cigarrillo despertó otros. El niño sumatrino empezó a comer demasiado al punto de casi volverse bulímico. Años después y con la ayuda del tratamiento psicológico del Dr. Seto Mulyadi, pudo bajar de kilos y llevar una vida saludable y común a la de otros niños de su edad.

0 Comentarios
Valora la nota:Este es el nuevo Ardi Rizal, el niño que fumaba tres paquetes de cigarros al día
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?