Crítica | "John Wick 3: Parabellum": Todos van a morir

Tiroteos, persecusiones y peleas sangrientas al borde de la fantasía. Todo eso nos ofrece John Wick (Keanu Reeves), un arma letal y con estilo que sigue ganando fanáticos.

Aunque se pensaba que sería una trilogía, ya se anunció la cuarta parte de John Wick. | Fuente: BF Distribution

John Wick (Keanu Reeves) tiene un precio por su cabeza. Este tercer capítulo comienza inmediatamente como terminó su segunda parte, con John Wick corriendo, en los últimos minutos del plazo de una hora que le dieron para escapar. Cumplida la hora todos los asesinos recibirán en sus teléfonos un mensaje con un monto millonario como recompensa y saldrán por él. Pero "John Wick 3" es más que una película de peleas sangrientas, con un hombre capaz de vencer  a un batallón, es más bien un enorme ejercicio coreográfico, un espectáculo adictivo y no apto para todos.

¿Cómo hacer con el cine de acción algo diferente cuando parece que ya está todo hecho? La respuesta está en "John Wick 3". La película condensa lo mejor de diversos estilos, enfrentamientos de artes marciales, duelos con cuchillos, balaceras interminables, y a todo eso le añade vértigo y una pizca de locura para que sus escenas de acción estén en la frontera de lo inverosimil. John Wick puede matar de manera brutal con un libro como única arma y puede escapar de sicarios que van en moto cabalgando un caballo por la ciudad.

Pero la base de todo este "entretenimiento" sigue siendo la historia de la Orden Suprema, los perseguidores de John Wick, una sociedad oculta que se rige bajo reglas muy estrictas y que está conformada por sicarios y bandas criminales con códigos y símbolos, pactos de sangre y amuletos para pagar favores, y que en esta película amplían su universo más allá del Hotel Continental. Cualquiera puede ser un enemigo al acecho bajo el mando de la Orden Suprema.

El director Chad Stahelski, quien fuera doble de riesgo, ha construido con Keanu Reeves un antihéroe de pocas palabras, que viste siempre terno y corbata. Al saber más en esta película sobre la Orden Suprema nos damos cuenta que sabemos poco del pasado de John Wick. Solo conocemos desde la primera película que era un sicario que dejó todo para tener un matrimonio y una vida normal. Pero una serie de eventos desafortunados, como la muerte de su perro, el único recuerdo que le quedaba de su esposa, lo devolvieron a la batalla en busca de venganza. "Si quieres paz, prepárate para la guerra", dice una de las frases más repetidas en este tercer capítulo. "John Wick 3" es el relato del héroe que no puede contra su destino, mientras más lejos quisiera estar del infierno es él mismo quien enciende el fuego.

¿Pero tanta acumulación de peleas sangrientas no llega a cansar? Aunque su primera media hora es arrolladora, y en el desarrollo de la historia uno encuentra pausas y giros para que el relato siga siendo consistente, uno llega al desenlace ya cansado. Es un tramo final que se alarga en tiroteos y peleas más de lo necesario y que terminan haciendo una película menos compacta con un John Wick casi sobrehumano. Igual es una película disfrutable para los fanáticos de la acción. Ir con chaleco antibalas.

Valoración: 3.5/5

Sepa más:
¿Qué opinas?