Luigi's Mansion 3 se estrenó el pasado 31 de octubre para Nintendo Switch. | Fuente: Nintendo
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Se acabaron las pequeñas vacaciones de fin/inicio de año en Más Consolas. Estos días libres no estuve alejado de los videojuegos. Todo lo contrario, aproveché para ponerme al día con algunos títulos que no llegué a jugar el 2019, entre ellos Luigi's Mansion 3, desarrollado por el estudio canadiense Next Level Games para la Nintendo Switch.

Esta es la primera vez que juego un título de esta saga Luigi's Mansion, que nació allá por el 2001 (fue título de lanzamiento de la GameCube), ya que -como ya les conté- la Switch es mi primera consola de Nintendo desde la SNES.

Por ello, jugar Luigi's Mansion 3 ha sido todo un descubrimiento, tanto a nivel jugable como de historia. Fue una experiencia interesante y diferente, si cabe la expresión, ya que -a diferencia de la mayoría de juegos de Nintendo- el protagonista no es Mario.

Sin más preámbulo, los invito a leer mi review:

Lo bueno

Luigi, Mario, Peach y varios Toads llegan de vacaciones a un lujoso hotel gracias a una sospechosa invitación. El grupo no duda y se hospeda. Sin embargo, después de una reparadora siesta, Luigi despierta y ve que todo ha cambiado. El hospedaje está encantado y lleno de fantasmas. Luigi descubre que todo fue un engaño y que detrás de esto estaba su archienemigo, King Boo. Este es el gatillo que dispara toda la aventura de nuestro timorato héroe.

Ok, admito que la historia es simple, básica y hasta predecible; pero cumple con ser la columna vertebral que sostiene toda la campaña hasta el final. Además, los diálogos son entretenidos y los personajes destilan el carisma y la ternura marcas de fábrica de Nintendo.

A nivel jugable, Luigi's Mansion 3 es bastante solvente. Gracias al Professor E. Gadd (Profesor D. Sastre, en Latinoamérica), ahora Luigi tiene un amplio y variado set de habilidades para hacer frente a sus enemigos. El hermano de Mario está provisto de una aspiradora, la Poltergust G-00, provista de un utilísimo flash que incapacita a los fantasmas y nos permite absorberlos.

Además, cuando aspiramos a un enemigo, tendremos la posibilidad de -presionando A- lanzarlo contra el suelo bruscamente, quitándole una buena porción de vida. Una de las nuevas habilidades de Luigi es la de lanzar una suerte de chupón, que se adhiere a las superficies y enemigos, permitiéndonos jalar de estos.

Otra novedad es un pequeño propulsor instalado en nuestra aspiradora, que nos elevará unos centímetros del suelo. Esto no solo sirve para aturdir a los enemigos, sino para esquivar ataques y hasta para la solución de puzles.

La vedette del juego es, de lejos, Gomiluigi, un clon de Luigi hecho de una sustancia gelatinosa. Este compañero, que podemos invocar en cualquier momento, nos ayudará no solo en batalla, sino especialmente para acceder a zonas a las que Luigi no puede: debido a su viscosidad, puede atravesar rejas e introducirse por tuberías. El problema es que es extremadamente débil y no tolera el agua, por lo que hay que estar muy pendientes del entorno.

Toda la campaña se desarrolla en el mentado hotel, que está dividido en distintos pisos (son 15, con sus respectivos sótanos). Cada piso funciona como un nivel, claramente diferenciado no solo en ambientación y reto, sino con su propio jefe. El problema es que para llegar a cada piso tenemos que usar un ascensor que no cuenta con botones. Para ir obteniéndolos, debemos derrotar a los bosses, y así ir ganando acceso a los pisos.

Cada piso tiene su propia ambientación, y representa un reto particular. No solo hay que enfrentar a enemigos (y el mentado jefe), sino que hay puzles ingeniosos en los que debemos utilizar todas nuestras habilidades. Algo a tener en cuenta es que cada piso tiene escondidas cinco joyas, que debemos juntar para sacar el 100 % del juego. Es un reto harto interesante y desafiante.

Y ya que mencioné a los bosses, debo resaltar no solo su diseño y variedad, sino su cantidad. Debe ser uno de los juegos de Nintendo con más jefes (corríjanme si me equivoco). No es muy complicado derrotarlos (ya me explayaré en la siguiente sección del análisis), pero cada batalla es intensa y entretenida.

A nivel gráfico y técnico, Luigi's Mansion 3 sobresale. Next Level Games ha sacado el mayor provecho de las capacidades de la Switch: el diseño de personajes y enemigos es notable, los distintos niveles están cargados de detalles, las animaciones son fluidas y la iluminación y los efectos son más que correctos; y todo se mueve a 30 frames por segundo estables.

Algo que quisiera destacar es que el juego incluye una inusitada cantidad de guiños y referencias a los anteriores Luigi's Mansion, así como a otros videojuegos y hasta productos de Nintendo. Sin duda, esto es algo que sabrán valorar los fanáticos de la Gran N.

Luigi's Mansion 3 es un videojuego extenso. Pasar la campaña me demandó poco más de 17 horas, pero me quedó pendiente conseguir todas las joyas y capturar a los boos escondidos en el hotel encantado. Estimo que sacar el 100 % podría extender la vida del juego a fácil sus 25 horas.

Aparte de la campaña, tenemos dos modalidades extra para ampliar la vida útil del juego: Parque de Conmociones y la Torre del Horror. Esta última, como su nombre lo indica, es una torre (de 5 o 10 pisos, dependiendo de nuestra elección), que debemos liberar de fantasmas. Es una sección bastante retadora, con trampas, en la que debemos coordinar con amigos para superarla. Sobre Parque de Conmociones, comentaré en detalle en la siguiente sección del análisis.

Finalmente, y no porque sea lo menos importante, debo resaltar la música de Luigi's Mansion 3. Está muy bien elegida, calzando perfecto con la ambientación general del juego. Resalto especialmente la inclusión de remixes de temas de juegos anteriores, otra de las cosas que los fanáticos sabrán valorar.

Lo malo

El nivel de dificultad del juego es realmente bajo. Ni siquiera los enfrentamientos contra los bosses representan un reto mayúsculo, siendo el principal escollo encontrar su punto débil, tras lo cual todo fluye bastante cuesta abajo.

Es más, en determinado momento de la campaña, se activará una tienda (tranquilos, toda transacción es con dinero del juego) en el laboratorio del Professor E. Gadd, en el que podemos comprar huesos que nos permiten resucitar si es que morimos. Más accesible el juego, imposible.

Lo mismo ocurre con los puzles que debemos resolver. Si nos quedamos estancados unos segundos, inmediatamente aparecerá un mensaje del Professor E. Gadd dándonos algún tip para hallar la solución. Mi recomendación aquí es desactivar las pistas del buen profesor en el menú del juego.

No hay mucha variedad de enemigos; con decirles que hay más bosses que tipos de fantasmas en todo el juego. El problema de esta escasa variedad es que convierte los enfrentamientos contra ellos en un mero trámite, que con el pasar de las horas de vuelve tedioso.

Hay enfrentamientos ingeniosos, en los que incluso cambia el enfoque de la cámara, pero son momentos contados con los dedos a lo largo de toda la campaña. Tarea pendiente para Next Level Games en una eventual cuarta entrega.

Hablemos de Parque de Conmociones. Esta modalidad extra es, en teoría, el modo competitivo de Luigi's Mansion 3. Está compuesto de tres minijuegos: Pescamonedas, Atrapafantasmas y Disparacañón, en los que debemos competir para obtener mejores puntajes. Son planteamientos curiosos y, en mi opinión, le dan variedad al juego. Sin embargo, de manera inexplicable, solo se pueden jugar de manera local. De pensar lo divertido que hubiese sido jugar vía online con gente alrededor del mundo. Una lástima.

Lo feo

Algo que me disgustó sobremanera fue la inclusión eventos para extender la campaña, obligándonos a regresar sobre nuestros pasos. [Alerta de spoiler] En un determinado momento, tras vencer a un boss, llegaremos al ascensor para acceder al siguiente piso. Pero cuando estemos por colocar el botón aparecerá la mascota de la dueña del hotel y nos robará el botón. Esto nos obligará a perseguir a este ente y recuperar el objeto [Fin del spoiler]. El problema acá es que esto se repite varias veces, lo que artificialmente extiende la duración de la campaña.

Conclusión: Luigi's Mansion 3 es un juego con un carisma especial, con gráficos y música notables, y una duración elevada. Pese a que hay varias cosas por corregir para una eventual secuela, mi incursión en esta saga ha sido satisfactoria y ha despertado mi interés por jugar los títulos anteriores (ojalá, Nintendo los adapte para Switch). Luigi's Mansion 3 es una compra obligatoria para los usuarios de Switch.