Marvel's Spider-Man: Miles Morales se estrenó el pasado 12 de noviembre para PlayStation 4 y PlayStation 5. | Fuente: Insomniac Games
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Marvel's Spider-Man no solo fue uno de los mejores títulos del 2018, sino uno de los mejores videojuegos jamás hechos sobre el Hombre Araña. Insomniac Games apadrinó una auténtica joya, que conjugó una jugabilidad magnífica con una historia memorable.

Este 2020, llegó Marvel's Spider-Man: Miles Morales, una suerte de spin-off/secuela, protagonizada por “el otro” Hombre Araña. Insomniac Games utiliza toda la base del pasado juego para contar la historia del joven superhéroe arácnido.

¿El resultado fue positivo?, ¿estamos ante un imprescindible del catálogo de PlayStation 4/PlayStation 5? Tras haber pasado (dos veces) y platinado el juego, creo que tengo las respuestas a estas interrogantes.

Lo bueno

Insomniac Games utiliza en este título las bases jugables de Marvel's Spider-Man, algo harto positivo. Al igual que en el título del 2018, desde un primer momento tienes el control de Miles Morales, comenzando a columpiarte por las calles de Nueva York. El feeling es realmente satisfactorio.

El sistema de combate ha tenido cambios importantes respecto al juego del 2018. Miles tiene ataques eléctricos, propios de su mutación arácnida. Esto hace que su set de golpes y poderes sea más variado y profundo que el Peter Parker. Lograr dominar estos ataques convierte cada pelea en un auténtico festín de acción, destrozos y efectos especiales.

A la par, Miles tiene el poder de hacerse invisible, lo cual les da más dinamismo a los segmentos de infiltración y sigilo. Este poder sirve, además, para poder tomarnos un respiro en las peleas, si es que nos sentimos sobrepasados por los enemigos.

Los primeros minutos son adrenalina pura, con una prolongada secuencia que conjuga persecución, pelea y un enfrentamiento con un boss. Y lo mejor es que todo esto lo realizamos acompañados del Spider-Man original. Un despliegue brutal que deja el hype por el techo.

Este es el punto de partida para una historia que, pese a no ser muy extensa, está muy bien contada: nos permite conocer a Miles Morales, sus motivaciones y -especialmente- temores, frente al gran poder que carga sobre sus hombros. Además, entrelíneas, la campaña tiene un mensaje reivindicativo bienvenido. Hay momentos tensos y, tal como en el juego del 2018, picos dramáticos muy bien construidos.

Los apartados gráfico y técnico de Marvel's Spider-Man: Miles Morales son, a falta de otra palabra, geniales. La recreación de Nueva York es monumental: una urbe cargada de detalles, variada y ‘viva’, con un montón de gente y tráfico en las calles. Y todo corriendo fluido, sin bajones de frames y con tiempos de carga bastante reducidos.

Todo esto me dejó gratamente sorprendido, ya que he jugado Marvel's Spider-Man: Miles Morales en mi veterana PlayStation 4, con siete años de vida. Eso sí, la versión de PlayStation 5 es otra cosa; un monstruo en comparación con las versiones de pasada generación.

Los temas musicales, especialmente los licenciados, caen a la perfección con el desarrollo de las acciones; mientras que los efectos de sonido realzan el espectáculo visual desplegado en pantalla.

Finalmente, quiero destacar el buen trabajo de los actores de voz, especialmente el de Nadji Jeter como Miles Morales. El videojuego está localizado al español latino, con también un buen desempeño actoral. Sin embargo, mi recomendación es jugar este título en su idioma original.

Lo malo

Las misiones secundarias son un punto flaco del juego. Si bien hay un par bien construidas, extensas y con cambios de jugabilidad; lo cierto es que la mayoría son historias planas, casi encargos anodinos que solo sirven para extender la duración del videojuego.

Aparte de estas misiones, tenemos como objetivo juntar una serie de coleccionables y completar algunos retos desperdigados por la ciudad. Nada complicado ni memorable. Es mero contenido para sumar horas de juego.

Y ya que menciono la duración, las cosas como son: Miles Morales es un videojuego bastante corto. Completar la campaña junto con el 100 % de misiones y coleccionables me tomó unas 10 horas, una duración bastante justa.

Ahora, cuando rejugué la campaña (exigencia para sacar el trofeo de Platino), haciendo solo las misiones principales, la duración bajó a poco más de cuatro horas.

Un detalle que no puedo dejar de mencionar es lo poco exigente que es Marvel's Spider-Man: Miles Morales. Pese a jugarlo en el nivel más elevado de dificultad, no encontré un reto mayúsculo. Y esto debido no solo a cómo están planteadas las misiones, sino a que el protagonista es realmente poderoso. Desde un principio tenemos demasiada ventaja sobre los enemigos.

Esto también se refleja en las peleas contra los bosses. Siempre llevamos las de ganar, pese a que en teoría son rivales más poderosos que nosotros. Estas peleas son extensas e intensas, pero poco inspiradas y cambiantes. Salvo un par, estas batallas parecen enfrentamientos contra los enemigos que hemos derrotado en toda la campaña.

Un tema bastante personal: cuando se anunció la versión remasterizada de Marvel's Spider-Man, para PlayStation 5, se generó una gran polémica por el cambio de look de Peter Parker, algo que hasta ahora no entiendo. Miles Morales, lamentablemente, incluye al nuevo Peter, dejando en el olvido al personaje que vimos en el juego original.

Lo feo

No encontré algo como para incluir en esta sección. Sin embargo, sí creo que podría mencionarse el precio de Miles Morales como un tema a tener en consideración: cuesta 50 dólares al momento de su lanzamiento, un precio que considero algo elevado, si tenemos en cuenta el poco contenido del producto.

Para sustentar este cuestionamiento me remito a Uncharted: The Lost Legacy, otro spin-off exclusivo de PlayStation, que -en 2017- llegó al mercado a $ 40. Diez dólares menos por un juego que, valgan verdades, tiene una mayor duración que Miles Morales.

Conclusión:

Insomniac Games vuelve a lucirse con un auténtico juegazo del Hombre Araña, con una buena historia, gráficos notables y una jugabilidad magistral. Miles Morales está muy bien optimizado para PlayStation 4 (algo que saludo en plena polémica por los problemas que está teniendo Cyberpunk 2077), pero definitivamente la versión de PlayStation 5 es la que destaca con luz propia, mostrándonos lo que son capaces de hacer los desarrolladores en la nueva generación. Pese a ello, es un producto que recomiendo con reparos, ya que -pese a su precio- su contenido apenas nos garantiza diversión para un fin de semana.