Call of Duty es una saga con quince años de existencia. | Fuente: Activision

Muchos culpan a Call of Duty de no innovar y vender un producto similar año tras año, y no faltan los que lo responsabilizan de provocar que la industria haya buscado seguir sus pasos, metiendo con calzador modos multijugador en sus juegos con tal de emular su éxito económico.

Sin embargo, pese a su gran número de detractores, la franquicia de Activision suma anualmente millonarias ganancias. Como me dijo el gran José Altozano, Dayo: “La gente odia Call of Duty hasta que sale”.

Dentro de todo, cabe resaltar algo: los juegos de Call of Duty han logrado mantener cierto nivel, con pocos títulos que merezcan ser descalificados. Por ello, comparto una recopilación de estos juegos, los peores representantes de la saga.

5. Call of Duty: Black Ops 3 (2015)

Llegó en un momento complicado de la franquicia, que con Ghosts y Advanced Warfare parecía no encontrar un rumbo. Si bien Treyarch logró diseñar un buen multijugador, consolidando los supersaltos y las caminatas por las paredes, su campaña quedó muy por debajo de Black Ops 2. Lo considero el peor representante de esta sub-saga.

4. Call of Duty: Modern Warfare Reflex (2009)

Este fue el fallido intento de Activision por llevar el genial Modern Warfare a Wii. No solo llegó dos años tarde, sino que las limitaciones técnicas de la consola de Nintendo fueron un lastre que impidió reflejar lo conseguido en 2007. Lo peor de este port: su control. Jugar con el nunchuk era errático y harto complicado.

3. Call of Duty: Advanced Warfare (2014)

En un intento por emular el innovador Titanfall, Activision implementó una serie de cambios en Call of Duty. Advanced Warfare llevó la guerra al futuro, y con esto debutaron los supersaltos y las caminatas por las paredes. La campaña no cuajó, y el multijugador no convenció a los jugadores más veteranos.

2. Call of Duty: Infinite Warfare (2016)

Con este Call of Duty, Activision nos mostró un futuro en el que el hombre ya había conquistado el espacio. El conflicto bélico presentado coqueteaba con la ciencia ficción de Star Trek y hasta se incluyeron inéditos combates al mando de naves espaciales. Fue el último juego en el veríamos los dobles saltos y las caminatas por las paredes. Un juego totalmente prescindible.

1. Call of Duty: Ghosts (2013)

Tras cerrar la saga Modern Warfare, Activision intentó lanzar una nueva sub-saga que emule lo logrado por la gente de Infinity Ward. Sin embargo, la compañía hizo todo mal con Ghosts, incluyendo inexplicables fases en las que podíamos controlar un perro (que fue presentado con bombos y platillos en pleno E3). Lo peor fue que su multijugador estuvo terriblemente planteado, con mapas enormes para pocos jugadores. Muchos abandonaron el juego y retomaron Black Ops 2.

PS: No incluyo Call of Duty: Black Ops: Declassified (2012), de PlayStation Vita, porque no lo jugué, pero que -por lo leído en la prensa especializada y por referencias de amigos- tiene todas las ‘credenciales’ para integrar este listado.

¿Qué opinas?