Guacamelee! 2 se lanzó al mercado este 21 de agosto. | Fuente: DrinkBox Studios

Los canadienses DrinkBox Studios lanzaron en 2013 Guacamelee!, un videojuego harto interesante y con gran carisma que estaba íntegramente ambientado en la cultura mexicana. El juego fue muy bien recibido por la prensa especializada y por el público, que saludaron el estilo tan único de este título. El arribo de la secuela era cuestión de tiempo.

He invertido casi 15 horas en Guacamelee! 2, más que nada por lo adictivo que resultó seguir escudriñando el Mexiverso creado para la ocasión. Son pocos los juegos que logran atraparme así, por lo que desde ya lo pongo como uno de los indispensables de la temporada.

Lo bueno

Juan Aguacate vive alejado de la lucha. Tras derrotar a Calaca en el primer Guacamelee!, nuestro héroe sentó cabeza y ahora es un padre de familia. Vive feliz, pero añora sus días de gloria. Así pasa sus días hasta que un nuevo enemigo llega para amenazar el Mexiverso.

Resulta que solo el Juan de nuestra dimensión logró derrotar a Calaca. En otra línea temporal, nuestro héroe fue derrotado. Pero donde perdió Juan, apareció un salvador llamado... Salvador (me encanta el humor de DrinkBox).

El problema radica en que Salvador se ha corrompido por el poder de la máscara que utilizó para vencer a Calaca. Así, el único Juan con vida es el llamado a derrotar al enemigo y salvar el Mexiverso.

Tal como el original, Guacamelee! 2 incluye decenas referencias a la cultura popular y otros videojuegos. Pero ahora no solo tenemos simples cameos, sino que se han adaptado secuencias que nos recordarán a clásicos títulos de la industria.

Encontré guiños a He-Man, Los Simpson, Double Dragon, Limbo, Street Fighter, God of War, entre otros. Pero lo que más me gustó fue el homenaje al arquero mexicano Jorge Campos, que llega a través del traje ‘Arquero’, que podemos desbloquear en el juego. Esta vestimenta es una clara alusión a los coloridos uniformes que usaba el exseleccionado mexicano.

La jugabilidad de Guacamelee! 2 es prácticamente idéntica a la del primer juego. De hecho, los movimientos y golpes de Juan (y Tostada, nuestra aliada) son una fiel copia de lo visto hace cinco años. Esto es algo positivo al estar apenas en la secuela, pero creo que DrinkBox debería replantearse innovar este apartado en una eventual tercera entrega.

En el juego tenemos hasta cuatro árboles de habilidades, divididas por características. Como mejoras de vida y energía, beneficios por encadenar combos durante las peleas o ataques más poderosos (tanto golpes como agarres). Todo se va ganando con dinero del juego, y este se gana relativamente fácil, así que no teman por la inclusión de los polémicos micropagos.

El diseño de niveles está muy bien logrado, con retos plataformeros complejos pero no imposibles, todos adaptados a las habilidades que vamos ganando. Como todo metroidvania, hay secciones inaccesibles que solo podremos pasar cuando ganemos una habilidad específica. Por ello, deberemos regresar nuestros pasos una vez la obtengamos. Cabe mencionar que la mayoría de estas secciones esconde cofres o tesoros, mas no son áreas que nos lleven a misiones nuevas, aunque esto comentaré en la siguiente sección del análisis.

La ambientación es un increíble homenaje a la cultura mexicana, apelando a elementos tan propios como el Día de los Muertos o los alebrijes. Guacamelee! 2 no muestra grandes cambios gráficos respecto al original, salvo diseños más detallados y escenarios más amplios.

La música juega un rol muy importante en el juego. Las piezas van acorde con la temática del juego, y en muchos pasajes es la gran protagonista, teniendo en cuenta que los diálogos de los personajes no son hablados.

Guacamelee! 2 tiene una duración más que aceptable. La campaña en promedio nos demandará unas 10 horas, tiempo que puede elevarse si nos dedicamos a desbloquear todos los poderes y encontrar todos los secretos.

Lo malo

El sistema de peleas de Guacamelee! 2, sin ser malo, merece una revisión. Lo siento muy encartonado y no del todo intuitivo. Recientemente analicé Dead Cells, que tiene un sistema de combate magnífico, una muestra que el género 2D puede darnos gratas sorpresas en este apartado. En una comparación, el juego de DrinkBox queda un tanto mal parado.

Hay secciones en las que enfrentamos a decenas de enemigos a la vez y el juego se sale de control. El problema está en que perdemos vida (o morimos) no porque el reto sea difícil, sino porque se hace extremadamente complicado ubicar al personaje en la pantalla.

Las peleas contra los jefes finales, incluso la batalla definitiva del juego, se me hicieron harto accesibles. En Guacamelee! 2 llegar a los bosses es lo complicado, pero una vez frente a ellos, el reto baja sobremanera.

En tal sentido, la decisión del estudio de bloquear el nivel de dificultad Hard hasta que pasemos el juego me parece harto cuestionable, ya que te obligan a rejugar si es quieres un reto más complicado (y, claro, si quieres sacar el preciado Trofeo de Platino).

La distribución de los puntos para viaje rápido es desastrosa. Apenas sirven para viajar entre mundos, por lo que llegar a un punto específico del mapa (por un tesoro o secreto), nos demandará muchos minutos.

El juego se siente muy lineal, siempre con un objetivo claro. Hay secretos que nos demandan investigación y limpiar todo el mapa, pero hubiese sido genial interactuar con otros personajes que nos dejen encargos o misiones secundarias.

Guacamelee! 2 se puede jugar en cooperativo local. Esto es un arma de doble filo, ya que puede ser divertido para “matar el tiempo”, pero si queremos pasar el juego en serio tal vez la compañía de alguien no sea lo ideal. Los retos plataformeros llegan a ser muy exigentes, por lo que la presencia de un compañero puede ser más una distracción que una ayuda.

Llegar a los bosses es complicado. Enfrentarlos, no tanto. | Fuente: DrinkBox Studios

Lo feo

Hasta la publicación de este análisis, solo podemos adquirir Guacamelee! 2 vía Steam o PlayStation Store, porque no hay edición física del juego. Sé que los desarrolladores no tienen la culpa de esto, pero igual espero que más adelante algún publisher se anime a editar en disco este juegazo. Tal vez pase cuando el juego se estrene en otras plataformas. Ojalá.

Conclusión: Juegazo. Me enganché con Guacamelee! 2 desde el primer minuto. Es un juego entretenido, muy gracioso y retador (en la sección de plataformas). Tiene pequeñas cosas por pulir y mecánicas que podrían refinarse de cara a una tercera entrega, pero esto no desmerece el producto que salió al mercado. Es un juego 100% recomendado.

Y ustedes, ¿ya jugaron Guacamelee! 2?, ¿jugaron el primero?, ¿qué opinan?

¿Qué opinas?