PES 2019 salió al mercado este 28 de agosto para PlayStation 4, Xbox One y PC. | Fuente: Konami

Pro Evolution Soccer (PES) fue el rey del fútbol virtual por años, por generaciones enteras. Muchos nos iniciamos con los International Superstar Soccer de Super Nintendo, otros con los Winning Eleven de PlayStation. Muchos más llegaron con los geniales PES de PlayStation 2. Pero nada es para siempre.

La franquicia se aburguesó, se creyó imbatible. Se estancó. La competencia se reinventó y se impuso en la pugna. Golpeó duro. PES, grogui, no encontró la brújula, y de tumbo en tumbo pasó con más pena que gloria por en la pasada generación de consolas. Hasta que llegó el PES 2014, símbolo de lo mal que estaba la saga. PES cayó a la lona.

Pero de los errores se aprende y la generación de PlayStation 4/Xbox One trajo ideas frescas y la convicción de revertir la situación. El problema es que muchos adeptos se pasaron a la vereda del frente y hoy miran con recelo cada lanzamiento de Konami. No los culpo.

PES 2019 es una nueva oportunidad de reconciliar la franquicia con sus seguidores. ¿Pero se está yendo por el camino correcto? Los invito a seguir leyendo este análisis.

Lo bueno

Uno de los pilares de este PES 2019 es su jugabilidad. Ya desde el año pasado la saga se había inclinado hacia la simulación, hacia un realismo que la acercaba bastante a FIFA. Pero Konami no lo hizo mal. PES 2018 se disfrutaba bastante, con animaciones fluidas y una más que correcta reacción a los comandos.

Este año se han refinado los controles y se han incluido nuevas animaciones, lo que otorga más fluidez al juego. Esto va de la mano con una mejorada física del balón y un motor de colisiones soberbio, que hace que cada lucha por el balón cobre inusual realismo en pantalla.

A nivel gráfico, PES 2019 destaca bastante, con diseños de estadios precisos y cargados de detalles, y una iluminación notable, en especial en los partidos nocturnos.

Todo esto se consigue debido a que Konami solo se enfocó en desarrollar para consolas de actual generación, dejando de lado a las ya desfasadas PlayStation 3 y Xbox 360. De hecho, Robbye Ron, community manager de PES para Latinoamérica, reconoció que desarrollar para las viejas consolas era un lastre para el equipo.

Hay algunas inclusiones a nivel jugable y visual. Por ejemplo, de FIFA se han ‘heredado’ los cambios dinámicos, para hacerlos en tiempo real sin tener que poner una pausa. También hay nuevas celebraciones de goles y animaciones más realistas en los saques de lateral. No son cambios mayúsculos, pero suman.

Los comentaristas de PES mantienen el nivel, con nuevas frases y hasta bromas entre ellos. En el caso de la narración argentina, a cargo de Rodolfo De Paoli y Diego Latorre, se ha mejorado mucho respecto al año pasado, pero aún creo que se puede crecer. Eso sí, para los nostálgicos, tenemos la opción de escuchar la narración japonesa del gran Jon Kabira.

PES 2019 trae interesantes características para el mercado peruano. A las licencias de Alianza Lima y Sporting Cristal, se suman en esta ocasión la Selección -con uniformes y plantillas oficiales- y la inclusión del estadio Alejandro Villanueva, Matute, el primer coloso peruano que aparece de manera oficial en la historia de PES.

Sería genial que se licencie el torneo peruano en su totalidad o que aparezcan más clubes, como Universitario de Deportes o Sport Boys, pero solo queda esperar que esto se concrete en futuras entregas.

Lo malo

Konami promociona PES 2019 como su juego con más licencias en su historia, y no es mentira. Para este año se han conseguido alianzas con varios clubes y ligas enteras. El problema es que no son equipos ni torneos de élite.

Se perdieron las licencias de la Champions League y la Europa League (por voluntad de Konami, según me dijeron), y ahora están en manos de la FIFA. Si bien estas licencias no aseguraban la presencia de los clubes participantes en PES, sí era importante tenerlas en el juego.

La estrategia de Konami ha sido conseguir las licencias en las regiones y países donde la saga aún es fuerte, como Latinoamérica, tal vez en un intento por fidelizar la marca con sus aficionados.

Es una propuesta interesante, lo reconozco, pero la deuda de licencias de PES aún es grande. De hecho, esto se hace más notorio en los torneos oficiales de Konami, como la PES League, en la que solo se pueden utilizar equipos licenciados.

Para paliar esta falta de licencias, Konami incluye en cada PES un completo editor, con los que se pueden crear jugadores, clubes y hasta torneos enteros. Sin embargo, el editor de este año casi no ha sufrido cambios respecto al del año pasado, esto en sintonía con una clamorosa falta de novedades en los modos de juego (que ya detallaré más adelante).

En las horas que jugué detecté algunos problemas con la mezcla del audio. Por momentos la narración estaba con un volumen tan algo que silenciaba a las barras. En otros pasajes, la barra hacía complicado escuchar a los comentaristas. Espero que se corrija con un parche.

Las plantillas del juego están desactualizadas (al menos hasta el 28 de agosto, día de su lanzamiento mundial). Por ejemplo, Cristiano Ronaldo sigue en MD White (Real Madrid) en vez de estar en su nuevo club, el PM Black White (la Juventus). Asumo que esto se corregirá cuando estén disponibles las actualizaciones online.

PES 2019

Me salió un bonito gol en #PES2019 con mi Paolo, tu Paolo, ¡nuestro Paolo! :)

Publicado por Más Consolas en Miércoles, 29 de agosto de 2018

Lo feo

La oferta de modos de juego es prácticamente la misma respecto al PES 2018. Este año siguen las mismas opciones de toda la vida, como jugar amistosos, torneos, ligas, los cooperativos tres contra tres, la Liga Master, Soy Leyenda, MyClub y el apartado online.

Pareciera que Konami solo se ha enfocado en refinar la jugabilidad. Entiendo que ser un juego de fútbol no da demasiadas opciones, pero por qué no tratar de emular un Modo Historia como el de FIFA o, tal vez, reciclar los retos del International Superstar Soccer Deluxe de Super Nintendo.

Conclusión: PES 2019 me deja la sensación de que la saga ha encontrado su rumbo. Se ha respetado el camino iniciado el año pasado y ahora tenemos un producto con una jugabilidad sólida. Sin embargo, se están descuidando las opciones jugables, que son casi las mismas desde hace varios años. Si ya se han logrado sentar bases sólidas en la jugabilidad, ahora toca enfocarse en los demás apartados.

Y ustedes, ¿ya jugaron el PES 2019?, ¿qué opinan de la saga?

¿Qué opinas?