La Neo Geo Pocket Color Selection Vol. 1 llegó al mercado el pasado 17 de marzo. | Fuente: SNK
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Desde hace unos meses, SNK está reeditando -en exclusiva para Nintendo Switch- varios videojuegos de su consola portátil Neo Geo Pocket Color, algo que particularmente me parece harto interesante, ya que -al menos yo- nunca tuve ese dispositivo y no había tenido la oportunidad de probar estos títulos.

Ya han salido seis auténticos clásicos de la portátil de SNK: SNK Gals' Fighters (que ya analicé en el blog), Samurai Shodown! 2, The King of Fighters R-2, The Last Blade: Beyond the Destiny, Fatal Fury: First Contact y SNK vs. Capcom: The Match of the Millennium (que también ya analicé).

Pero esta vez SNK elevó el listón de su oferta, lanzando al mercado -el pasado 17 de marzo- la Neo Geo Pocket Color Selection Vol. 1, una recopilación de diez videojuegos de su consola portátil. Sin duda, un producto destinado a aquellos amantes de lo retro y del coleccionismo videojueguil.

La colección incluye, aparte de los seis ya mencionados, Metal Slug 1st Mission, Metal Slug: 2nd Mission, Dark Arms: Beast Buster y Big Tournament Golf. Sin duda, este recopilatorio es variado, con títulos de distinto género y duración.

Entre ellos, mis favoritos son SNK vs. Capcom: The Match of the Millennium, por la cantidad de personajes, contenido y calidad de juego (aquí el análisis en detalle), Samurai Shodown! 2 (subjetividad pura: soy fanático hasta el tuétano de ‘Samsho’), los dos Metal Slug (divertidos y retadores) y Dark Arms: Beast Buster (un RPG bastante competente).

Coleccionismo puro

Algo que no puedo dejar de mencionar de este recopilatorio es la inclusión de modelos en 3D de todos los estuches de los juegos, que puedes ver en detalle y abrir, para observar los cartuchos de la época. También puedes leer las instrucciones, tan detalladas y coloridas, que dan envidia sana. Eran otros tiempos, si duda: años atrás, comprar un videojuego en formato físico tenía más de un beneficio.

Otra característica que debo resaltar es que estas adaptaciones convierten la pantalla de la Nintendo Switch en una Neo Geo Pocket Color, la cual podemos personalizar con las distintas carcazas que salieron al mercado. También podemos graduar la intensidad del brillo de los colores y, si queremos, jugar en formato blanco y negro.

Lamentablemente, no todo es positivo; y acá cabe un fuerte jalón de orejas para SNK, que estuvo reeditando desde hace medio año seis videojuegos de la Neo Geo Pocket Color, para, luego, lanzar este recopilatorio (que ya incluye los seis juegos lanzados hasta la fecha). Me imagino que aquellos gamers que compraron los títulos anteriores, no estarán muy contentos al saber que prácticamente tendrán que comprar dos veces los mismos títulos.

¿Lo debo comprar?, ¿es un imprescindible? No es un recopilatorio para todos los públicos, ya que hablamos de videojuegos que salieron hace casi dos décadas en una consola portátil, con las limitaciones gráficas y jugables que esto conlleva. Sin embargo, no deja de ser una oportunidad única para aquellos fanáticos de lo retro o de aquellos que buscan redescubrir los viejos buenos tiempos de la industria.