FIFA 19 salió al mercado este 28 de septiembre para PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch. También hay una versión para consolas de pasada generación. | Fuente: EA Sports

¿Llegó el rey a reclamar su trono? Con PES 2019 ya un mes en el mercado, muchos estábamos a la espera del gran rival, de FIFA 19, para saber si el juego está no solo a la altura de la competencia sino de su propio legado.

La pugna este año será harto pareja, ya que hemos visto las mejoras que ha tenido PES en sus últimas versiones. La demo de FIFA 19 me dejó buenas sensaciones, pero es imposible armar un análisis sin el juego completo, sin todas las opciones y sin todos los equipos. Así, sin más, vamos con el review.

Lo bueno

Quisiera arrancar con la abrumadora cantidad de licencias a nuestra disposición. Hay cientos de clubes, decenas de ligas y torneos y un gran número de estadios. Y, como cereza en la torta, tenemos la Champions League y la Europa League totalmente licenciadas.

La gran incorporación de EA Sports no solo aparece como torneo extra, sino que ha sido explotada en las demás modalidades del juego, como Carrera, The Journey (el modo historia de FIFA 19), FIFA Ultimate Team (FUT) y, por su puesto, en los amistosos.

La jugabilidad de FIFA 19 presenta novedades respecto a su predecesor. No hay una revolución ni mucho menos, pero creo que se han hecho ajustes que son bienvenidos.

Lo que más me llamó la atención es la nueva mecánica de disparo, el Timed Finishing, con un medidor que nos reta in-game a realizar un mejor tiro. Basta presionar el botón de disparo e inmediatamente aparece una barra. Para que el disparo salga mejor, debemos atinarle al medio.

Otra novedad es la inteligencia artificial de los defensores. Veo a los defensores trabajando mejor, haciendo más complicado llegar al gol, y los pases bombeados ya no son tan efectivos. Además, los pases no son tan asistidos y hay que saber dirigirlos para que lleguen a buen destino.

Si el año pasado se implementó la opción de hacer cambios ‘en tiempo real’ -sin la necesidad de poner pausa en el juego-, en FIFA 19 llegaron los cambios de estrategia automáticos. Ahora, se pueden programar cambios antes del partido y hacer modificaciones solo con la cruceta.

En el apartado gráfico, EA Sports nos presenta un juego con unas cal y otras de arena. Entre lo positivo, está el trabajo de los rostros de los jugadores más conocidos del orbe. Las recreaciones de Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Neymar, entre otros, son notables.

Otro punto a favor es la representación de los estadios, tanto de los edificios como de las hinchadas y las inmediaciones de la cancha. Un gran trabajo que nos mete en el ambiente de un partido real de fútbol.

Los efectos de sonido mantienen el nivel de los últimos años. Asimismo, los narradores en español latino, Fernando Palomo y Mario Alberto Kempes, tienen comentarios acertados y no dudan en soltar alguna que otra broma. Hay algunas pequeñas incongruencias (como hablar de una clasificación cuando jugamos un amistoso), pero en líneas generales saben transmitir esa sensación de los partidos que vemos por TV.

Los partidos amistosos se han remozado. Ahora tenemos un contador que muestra nuestro balance de partidos ganados, empatados y perdidos, algo que nos puede motivar a mejorar nuestro rendimiento. Pero lo más destacable es la inclusión de curiosas modalidades, como un modo supervivencia u otra, en la que solo valen los goles de cabeza o desde lejos.

En el apartado online, la oferta sigue siendo amplia, aunque admito que yo solo me limité a disputar algunos amistosos para probar la conectividad. Todo fluyó sin mayores inconvenientes, pero de los partidos disputados solo conseguí un triunfo (¡debo entrenar más!).

La modalidad estrella de FIFA, y acaso la que le genera más dividendos económicos, es FUT. Particularmente no me llega a enganchar, pero destaco su éxito en la comunidad. Eso sí, no comparto esa invitación a sacar la billetera para poder conseguir mejores jugadores.

La Selección Peruana está parcialmente licenciada, con uniforme y escudo, hasta suena el Himno Nacional antes de los partidos. Sin embargo, los diseños de los jugadores no se parecen a sus pares de carne y hueso. | Fuente: EA Sports

Lo malo

A nivel gráfico, mencioné que es un juego con unas de cal y otras de arena. En lo negativo, toca hablar del descuido del grueso de rostros en el juego. Si bien las estrellas y jugadores más populares son bien reflejados en el juego, la gran mayoría está muy mal diseñada.

Basta ver la Selección Peruana para notar las graves falencias en la representación de los jugadores. Ni siquiera nuestro jugador más representativo, Jefferson Farfán, se parece al de carne y hueso.

Y ya que hablo de la ‘Bicolor’, la plantilla presenta algunas notorias ausencias, como Paolo Guerrero y Miguel Trauco, seguramente relacionadas al tema de licencias.

La ‘guerra de licencias’ entre EA Sports y Konami este año también ha golpeado a FIFA, por increíble que parezca. A pesar de tener cientos de licencias, entre exclusivas y parciales, el juego de EA Sports ha perdido la Liga Premier de Rusia, y la Selección de Brasil está, pero con nombres ficticios (a excepción de Neymar). Además, Boca Juniors aparece con el curioso nombre de ‘Buenos Aires’, sin escudo ni camiseta oficial.

Algo que siempre cuestiono de FIFA es la escueta cantidad de selecciones a nuestra disposición. Si bien este año tenemos 48 equipos nacionales, hay groseras ausencias, como la gran Croacia, subcampeona en Rusia 2018.

No entiendo por qué las nuevas modalidades de partidos amistosos (con reglas absurdas, como goles solo de cabeza o desde fuera del área) no se pueden jugar online. Son modalidades exclusivas para el offline. Siento que se ha desaprovechado una oportunidad.

En FIFA 19, tenemos la siguiente temporada de The Journey, que nos cuenta la historia del ficticio jugador Alex Hunter. Si bien es un modo entretenido, siento cierto estancamiento en la fórmula, pese a que en esta ocasión tenemos dos protagonistas más.

Así luce Claudio Pizarro en FIFA 19. ¿Se parece? | Fuente: EA Sports

Lo feo

Pese a estar en la recta final de la generación, EA Sports ha apostado por lanzar FIFA 19 en PlayStation 3 y Xbox 360, una decisión que puede ser bien vista por los jugadores de estas plataformas. Sin embargo, me parece un total despropósito, ya que el producto que ha salido es prácticamente una actualización de plantillas respecto al juego del año pasado.

En las redes sociales y foros las críticas contras estas versiones están a la orden del día. Espero que sea ya la última versión para las viejas consolas, algo que permitirá a EA Sports enfocar todos sus esfuerzos en la actual generación.

Conclusión: EA Sports refina -una vez más- la fórmula que lo ha puesto a la palestra de los videojuegos de fútbol. No se puede acusar a EA Sports de conservadora, ya que se han incluido varias novedades a nivel jugable, su principal basa, así como modalidades curiosas que le dan vida al apartado offline. Sin embargo, a nivel gráfico y técnico no se ve una mejora sustantiva, haciéndose urgente una reingeniería de cara a próximas entregas.

0 Comentarios
¿Qué opinas?