P.T. estuvo disponible pocos meses en la PlayStation Store, pero igual generó gran influencia en gamers y desarrolladores. | Fuente: PlayStation

A P.T. lo han descrito de muchas maneras; como un videojuego, una demo, una experiencia jugable, entre tantas. Sin embargo, la descripción más cercana parte de su propio nombre. P.T. es acrónimo de playable teaser, un avance interactivo de lo que iba a ser Silent Hills.

El genio nipón Hideo Kojima decidió presentar su nueva obra de manera críptica, engañando a la audiencia de la Gamescom 2014 con el anuncio de un videojuego del ficticio 7780s Studio. Para tal fin, se lanzó el mismo día su respectiva ‘demo’.

La sorpresa llegó cuando, a las horas de su estreno, los usuarios que lograron pasar la demo (una tarea nada sencilla) reportaron lo que escondía: Hideo Kojima se aliaba con Guillermo del Toro y Norman Reedus para realizar una nueva entrega de Silent Hill.

Lamentablemente, el proyecto fue cancelado a los meses, tras la sonada salida de Kojima de Konami, y al poco tiempo P.T. fue retirado de la PlayStation Store. Murió el videojuego, pero nació un mito.

Enrique ‘Junior’ Martínez, bloguero y podcaster de Parallax, lo resume así: “P.T. es la confirmación de que las desarrolladoras de videojuegos a veces toman decisiones equivocadas y poco importa el clamor de los consumidores. P.T. tenía todo para triunfar y Konami se tiró abajo el proyecto de todos modos. Incluso, hizo desaparecer lo poco que se había producido. Una pena, pero así son las cosas”.

Pero P.T. no solo es recordado por su vinculación con Silent Hill y el escándalo tras la salida de Kojima. El teaser tenía una ambientación opresiva y claustrofóbica; un soberbio manejo de luces; y generaba tensión en cada esquina. Fue una experiencia sobresaliente que encandiló a los jugadores e inspiró a muchos desarrolladores.

“Es un juego de terror que te hace tenerle miedo a tu propia casa, a abrir una puerta, a los pasillos a media luz. Eso no lo logra así nomás cualquier juego”, matizó Martínez. “Hubo múltiples intentos de recrear la experiencia de P.T. con resultados mixtos. Lo cierto es que P.T. marcó un hito imborrable”, apuntó, por su lado, Phillip Chu Joy, editor en jefe de TEC.com.pe.

La influencia de P.T. en los desarrolladores no solo se ha visto plasmada en algunos clones que salieron, sino en grandes producciones como Resident Evil 7: Biohazard u Outlast 2. Además, hay en desarrollo interesantes proyectos que buscan emular la ambientación de P.T., como Allison Road o Conscious Mind. “La demo de Resident Evil 7 y su primera hora tienen un tono mucho más terrorífico que el resto de la franquicia”, destacó Chu Joy.

Una de las características que alimenta el mito P.T. es que actualmente solo lo pueden jugar quienes descargaron la demo (que ya no está disponible en la PlayStation Store). Esto generó, incluso, que muchos vendan a precios elevados consolas PlayStation 4 con P.T. instalado. “Jugarlo es privilegio de unos pocos. Eso suma muchísimo a la atmósfera de misterio que rodea a P.T., aportó Martínez.

Cabe aclarar que P.T. no era necesariamente el reflejo de lo que iba a ser Silent Hills, por lo que nunca sabremos lo que Hideo Kojima tenía pensado para este videojuego. P.T. era más una prueba de concepto que combinaba sus ideas y las del maestro Guillermo del Toro de lo que una experiencia de terror podía provocar”, resaltó Phillip Chu Joy.

“Lo que sí destaco es que la experiencia tenía la estructura de una pesadilla, y tenía rompecabezas bastante elaborados que te forzaban a ponerte en riesgo de asustarte”, sentenció el influencer.

Los años han hecho palpable el legado de P.T., una experiencia que trascendió en la industria y que hoy es una suerte de leyenda en la industria. Su fugaz paso sirvió de influencia para toda generación de desarrolladores y jugadores, por lo que, pese a su cancelación, su espíritu se mantiene vivo.

¿Qué opinas?