Contenido patrocinado por:

¿Cómo planear una fiesta de jubilación?

Organizar una fiesta de jubilación a un colega o amigo puede llegar a ser un proceso difícil; ten en cuenta estos consejos que te ayudarán a tener todo bajo control.
La fiesta de jubilación es el evento en donde se homenajea la trayectoria del empleado. | Fuente: www.ehowenespanol.com

La fiesta de jubilación es un evento importante, tanto para la persona que se está jubilando, como para su familia y amigos; ya que es un evento en donde se homenajea su trayectoria. Por ello, el aspecto más importante para planear una fiesta es hacer que vaya acorde a la personalidad del jubilado. No a todos les gustan las grandes fiestas, muchos prefieren algo más tranquilo, como una comida con sus más íntimos amigos.

Si decides planear una fiesta, es fundamental que cuentes con la ayuda de sus más cercanos familiares y amigos, incluso, si puedes contactar con su pareja o hijos, que son las personas que más lo conocen, tendrás una idea más concreta de cómo organizarla. Cuando estés planeando una fiesta de jubilación, hay ciertos factores que no puedes olvidar; descubre cuáles son.

Elabora la lista de invitados. Una de las primeras cosas que debes hacer es: la lista de invitados. Aunque puede resultar un proceso un tanto estresante, es indispensable que estén las personas más importantes para el empleado; no te olvides de invitar a su pareja, hijos, nietos, familiares más cercanos, y colegas del trabajo.

Establece un presupuesto. Luego de que tengas la lista de invitados y el número exacto de las personas que asistirán a la fiesta, es momento de hacer el temible presupuesto. Esto te asegurará de que mantengas las finanzas bajo control y evitará que gastes el dinero en cosas innecesarias. Una vez termines de hacer el presupuesto, quizás sea recomendable ajustar algunos costos.

Elige un lugar para el evento. El lugar dependerá de dos cosas fundamentales: la cantidad de personas que asistirá al evento y el presupuesto con el que se disponga. Puede ser, desde en una casa de un colega, hasta en un salón elegante para cientos de personas. Recuerda que mientras más grande el lugar, podrás organizar mejor todas las cosas que implementarás, como la música, comida, mesas y sillas, entre otras. Considera la posibilidad de alquilar un espacio privado, ya que así, tanto el homenajeado, como los invitados, se sentirán mucho más a gusto.

Elige una temática para la fiesta. Hacer una fiesta temática es una forma de resaltar las cualidades y gustos del homenajeado, ya que se trata de elegir las cosas que más le guste y adornar el lugar con esos elementos. Centrar el evento en una sola temática hará del ambiente uno mucho más especial.

Contrata un servicio de comida. Es importante que exista un lugar de comidas, puede ser desde una mesa de aperitivos, sánguches, o hasta una mesa de buffet; sin embargo, esto dependerá del presupuesto que se tenga. Llama a varios proveedores de comida locales y catering, sin duda, ellos podrán hacerte un paquete cómodo y variado.

Contrata un servicio de música. De la misma manera, la música es un elemento fundamental, ya que estará presente durante todo el evento; quizás, una muy buena opción sea contratar un DJ, y así no tendrás que preocuparte por esto en toda la noche. Otra opción, es trabajar en una lista de reproducción con la música que al homenajeado le gusta y reproducirla durante la fiesta.

Prepara las invitaciones con información relevante. Recuerda que las invitaciones deben incluir información sobre tres datos importantes: ¿Quién es el homenajeado?, ¿Dónde se va a realizar el evento? y ¿A qué hora empieza? Deja abierta la posibilidad de que los invitados puedan llevarle algún regalo o detalle al homenajeado. Finalmente, es importante que detalles si es una fiesta temática y si el invitado debe llevar una vestimenta especial o no. Otro dato importante para los asistentes, es el lugar de estacionamiento; especifica si va a haber valet parking o si es mejor que vayan en algún otro medio de transporte. Los asistentes te lo agradecerán.

Sepa más:
¿Qué opinas?