Contenido patrocinado por:

Este contenido fue financiado por un anunciante y creado por el departamento de publicidad del GrupoRPP. La organización encargada de las noticias del Grupo RPP no participó en la creación de este contenido.

Más información

Cinco preguntas que debes hacerte antes de contratar un seguro oncológico

El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, después de las enfermedades cardiovasculares En el Perú, más de 25 mil personas fallecen al año a causa del cáncer, de las cuales el 85% detectaron la enfermedad en estados avanzados. Por eso, es importante contar con un seguro oncológico que ayude a detectar tempranamente y a costear los gastos de un tratamiento contra el cáncer.

Es importante contar con un seguro oncológico que ayude a detectar tempranamente y a costear los gastos de un tratamiento contra el cáncer. | Fuente: Shutter

Todos conocemos de manera directa o indirecta el impacto del cáncer. Por eso, son cada vez más las personas que se interesan por los seguros oncológicos. Sin embargo, ¿cómo podemos elegir entre los planes que nos ofrecen?

Estas son las 5 preguntas que debes hacer antes de escoger un seguro oncológico para ti y tu familia:

1. ¿El seguro es oncológico indemnizatorio u oncológico de coberturas médicas?

Si tomas un oncológico indemnizatorio y luego te diagnostican un cáncer, la aseguradora te pagará la indemnización que se haya convenido. Es decir, no pagará gastos médicos, sino que te dará una suma que podrás usar libremente. El seguro indemnizatorio también puede ser un buen complemento si el paciente está cubriendo su atención con EsSalud.

Si tomas un oncológico de coberturas médicas, la aseguradora sí pagará gastos médicos y podrás atenderte en las clínicas afiliadas al plan de salud de la póliza. También hay pólizas que te permiten acudir a un médico no afiliado y pedir el reembolso de los gastos. Revisa la suma asegurada, que es el monto máximo que la compañía de seguros pagará anualmente por tus gastos médicos.

2. ¿Es al 100% o con copago?

Si es al 100% y sin deducibles, no tendrás que preocuparte por nada. Ante un diagnóstico positivo -respaldado por el examen anatomo patológico- sólo tendrás que seguir las instrucciones de tu médico tratante. Si te atiendes en lugares no afiliados al plan, tendrás que pagar antes de atenderte, pero luego podrás pedir el reembolso a la compañía de seguros, si tu póliza lo permite.

Si tu plan es con copago, por cada atención (consulta, examen, cirugía, terapia, etc.) deberás pagar un porcentaje. Antes de contratar, infórmate sobre los pagos que tendrás que hacer si eres diagnosticado.

No todas las pólizas de seguro cubren lo mismo. Elige la que mejor se acomode a tus necesidades | Fuente: Shutter

3. ¿Cubre todos los tipos de tratamientos disponibles?

La mayoría de las pólizas cubre los siguientes tipos de atención:

  1. Cirugía oncológica
  2. Hospitalización
  3. Consultas médicas
  4. Exámenes
  5. Quimioterapia, radioterapia y terapia biológica
  6. Medicinas complementarias

Algunas pólizas oncológicas cubren también la cirugía de diagnóstico o cirugía de hallazgo, pero con reembolso. Esta cirugía es aquella en la cual se extrae el tejido que se analizará para determinar si hay o no hay cáncer (examen histopatológico).

Las pólizas oncológicas no cubren tratamientos experimentales. Si quieres, por ejemplo, usar células madre de cordón umbilical, los procedimientos no tendrán cobertura. Esto puede ser suplido, por ejemplo, con un seguro oncológico indemnizatorio adicional a tu seguro de coberturas médicas.

4. ¿En qué casos no tendré cobertura?

Hay pólizas que excluyen expresamente el “segundo diagnóstico”. Es decir, no cubrirán si el cáncer ataca por segunda vez al mismo órgano. Aún si pasaron muchos años desde la remisión de la enfermedad, es decir, desde que ya no se tiene evidencia clínica de un determinado tipo de cáncer.

El titular de la póliza debe siempre declarar si padece o padeció algún tipo de cáncer. Esto es indispensable, pues la póliza de seguro sí brindará cobertura para otros diagnósticos de cáncer que posteriormente pudieras tener.

5. ¿Qué otros beneficios tienen los seguros oncológicos?

De forma complementaria, las pólizas oncológicas ofrecen:

  1. Chequeos preventivos anuales, los cuales son muy importantes para una detección temprana.
  2. Asesoría psicológica para el paciente y su familia.
  3. Asesoría nutricional para el paciente.
  4. Segunda opinión médica en el extranjero.
  5. Cobertura de gastos de un acompañante por viaje del paciente.
  6. Cirugía plástica reconstructiva para cáncer de mama en mujeres.

Estos beneficios son importantes, porque ayudarán a una detección temprana y también a que el paciente y su familia sobrelleven mejor la enfermedad.

Para más información, ingresa aquí

0 Comentarios
¿Qué opinas?