Se enseña con el ejemplo, por lo que debes empezar a tener una mayor disposición de asumir tu error cuando sea necesario para corregirlo a tiempo. | Fuente: www.shutterstock.com
Hogar

¿Cómo ayudar a los hijos a asumir sus errores?

Enseña a tus hijos a ver el error como una herramienta que nos permite a todos aprender, crecer, hacer cambios y superar las limitaciones.

Muchas veces hemos oído las frases: “Errar es humano”, “Un error lo comete cualquiera” o “De los errores se aprende” que expresan que nadie está libre de equivocarse y que debemos ver el error como una oportunidad de aprendizaje. Sin embargo, aceptar que hemos cometido un error, especialmente si somos padres o lideramos un grupo, puede ser particularmente difícil porque creemos que nos restará autoridad y respeto.

Por el contrario, la web PsicoAyuda indica que “desarrollar la capacidad de reconocer y aceptar nuestras equivocaciones amplía nuestra visión de la realidad, nos impulsa a asumir nuestra responsabilidad y nos enseña, además, a reconocer la presencia de personas afectadas por las consecuencias de nuestras equivocaciones”. Por ello, enseñar a los hijos a asumir sus errores es una gran lección que los padres pueden transmitir.

Te dejamos algunos consejos que puedes poner en práctica para dejar esta importante lección a tus hijos:

- Se enseña con el ejemplo, por lo que debes empezar a tener una mayor disposición de asumir tu error cuando sea necesario para corregirlo a tiempo.

- Reconocer un error frente a los hijos es una señal de sabiduría, humildad y amor.

 - Todos tenemos derecho a equivocarnos y estar dispuestos a aprender de ello.

- Errar nos da la libertad de ser auténticos, de tomar decisiones más acertadas y nos concede el permiso para atrevernos a realizar actividades nuevas con más seguridad y confianza.

 - Si se comete un error grave no se debe huir de la responsabilidad ni ponerse a la defensiva, lo más recomendable es tratar de reparar el daño de la forma más digna posible.

- Asumir nuestros errores nos permite crecer y madurar internamente.

- Cuando tu hijo se equivoque pídele que asuma su responsabilidad sin presionarlo o castigarlo inmediatamente por el error cometido.

- Explícale a tu hijo las posibles consecuencias de un error cometido y ayúdalo a encontrar la solución para enmendarlo y que no vuelva a suceder.

- Anima a tu hijo a ver el lado bueno. Se trata de una experiencia de la que puede sacar provecho, un nuevo aprendizaje.

- Valora la capacidad de tu hijo para reconocer su error y su habilidad para disculparse cuando sea necesario. Esto le ayudará a mejorar su autoestima y lo hará más empático.

Asumir nuestros errores nos permite crecer y madurar internamente. | Fuente: www.shutterstock.com
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones