Las compras se realizan para subir la autoestima, pero el efecto es efímero, por lo que se necesita volver a hacerlo. | Fuente: www.shutterstock.com
Educación

¿Cómo evitar ser esclavo de las compras compulsivas?

Identifica si la tendencia a realizar compras descontroladas tiene que ver con un problema emocional de trasfondo. ¿Cómo descubrirlo? Entérate aquí.

Todos experimentamos placer al realizar ciertas compras, pero en algunos casos las compras pueden revelar un problema cuando se dan de manera compulsiva. Según Susana Jiménez, doctora del departamento de Psiquiatría del Hospital Universitario de Bellvitge, en España, las compras descontroladas son un comportamiento impulsivo para regular estados emocionales negativos. Las compras se realizan para subir la autoestima, pero el efecto es efímero, por lo que se necesita volver a hacerlo.

Para prevenir la tendencia a las compras compulsivas, lo primero que se debe hacer es identificar que se tiene este problema. Para ello hay que detectar el deseo intenso por las compras y si se siente satisfacción y alivio tras haber comprado. Otros signos de alerta son tener sentimientos de culpa, vacío y arrepentimiento después de las compras o que, pasado un tiempo, lo que se ha comprado ya no interesa.

Para prevenir la tendencia a las compras compulsivas, lo primero que se debe hacer es identificar que se tiene este problema. | Fuente: www.shutterstock.com

Considera estos puntos claves:

- El trastorno de compras compulsivas pueden confundirse o ir acompañado de otros problemas como la depresión, anorexia, bulimia, cleptomanía, obsesión, compulsión o consumo de bebidas alcohólicas o drogas.

- Busca ayuda profesional para identificar las razones detrás de la adicción de las compras y aprender a controlar las situaciones de ansiedad así como los pensamientos intrusivos.

- Aunque ya estés en tratamiento debes evitar ir a establecimientos comerciales o tratar de no ir solo a estos lugares.

- Establece límites de gasto y lleva un control exhaustivo de lo que gastas cada mes para reconocer cuando las situaciones de descontrol se manifiestan.

- No lleves tarjetas de crédito o de débito, ni billetes de alta denominación para evitar la tentación de gastarlos.

- Evita las compras online o acceder a páginas de e-commerce que disparen la conducta compulsiva sin tener la supervisión o acompañamiento adecuado.

- No aceptes líneas de créditos personales ni de fidelización de clientes para que no te remitan ofertas de publicidad de productos que inciten la compra.

- Aprende y practica técnicas de relajación y respiración para aumentar la sensación de control sobre ti mismo.

Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones