Ante la pandemia provocada por el Coronavirus (Covid-19), el mundo está en constante estado de alerta. En el Perú, ya son más de 390 los casos confirmados (al 24 de marzo), por lo que una de las últimas medidas de prevención por parte del Gobierno es la inmovilización social obligatoria de 8 p.m. a 5 a.m.

Los virus y las bacterias que ocasionan las enfermedades respiratorias como gripe, bronquiolitis, neumonía y coronavirus se transmiten por las pequeñas gotas que expulsa una persona infectada al toser o estornudar sin cubrirse la boca correctamente, y que pueden depositarse en objetos y superficies.

Depende de nosotros tomar todas las medidas de prevención adecuadas: lavarnos las manos por al menos 20 segundos, mantener una distancia de al menos un metro con personas que tosen y estornudan, evitar el contacto de las manos con ojos, nariz y boca; y cubrirnos al estornudar o toser.

Además, ya que ahora pasamos todo el día en casa, es necesario tener una adecuada higiene y desinfección del hogar. Cuando las personas salen de casa para abastecerse de productos de primera necesidad, traen consigo nuevos gérmenes y virus, por ello es esencial sumar la desinfección de casa a la higiene personal.

Manteniendo limpio y desinfectado el hogar, ayudamos a evitar el contagio y la propagación no solo del coronavirus, sino también de otras enfermedades infectocontagiosas.

Aunque aún no se sabe con certeza, el virus causante del Coronavirus COVID-19 podría sobrevivir en una superficie desde unas horas hasta varios días.

Una superficie aparentemente limpia puede estar contaminada con gérmenes que no se ven a simple vista. Para asegurar una limpieza total debe utilizarse un producto que desinfecte y elimine el 99,9% de los gérmenes.

Antes de aprender cómo mantener una adecuada higiene en las áreas críticas del hogar, debemos entender la diferencia entre los términos. Aunque la mayoría de personas considera que es suficiente limpiar las superficies, en realidad lo importante es también desinfectarlas.

Limpiar significa quitar o remover la suciedad, mientras que desinfectar implica eliminar los virus y bacterias que habitan en una superficie. Con el fin de prevenir el coronavirus y el contagio de otras infecciones respiratorias, es recomendable realizar ambas prácticas: primero, limpiar el polvo y, posteriormente, desinfectar las superficies con lejía o pañitos húmedos desinfectantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC) y la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos (más conocida por las siglas EPA, en inglés), sugieren el uso de productos desinfectantes domésticos como la lejía o las toallitas desinfectantes para realizar una adecuada limpieza profunda en casa.

Estos productos aseguran eliminar virus y bacterias en un 99,9%, en apenas minutos pueden desinfectar las superficies. Además, son de bajo costo y aptos para un uso frecuente y rápido. Hay que tener en cuenta que los detergentes comunes no son desinfectantes, a menos que sus etiquetas lo especifiquen. Por su lado, las toallitas desinfectantes son una forma fácil y rápida de eliminar los virus y bacterias.

Para el uso de productos desinfectantes, sigue estos consejos:

  • Lee las instrucciones antes de usarlo.
  • Utiliza las dosis correctas recomendadas en las etiquetas.
  • Preferentemente utiliza guantes al emplearlo.

El 80% de las enfermedades infectocontagiosas pueden contraerse en el hogar, según la investigación “Reinventing Hygiene for the 21st century” del microbiólogo Charles P. Gerba.

Limpiar no es lo mismo que desinfectar.

En el mesón de cocina puede haber hasta 1 686 bacterias (por pulgada cuadrada), según investigaciones del microbiólogo Charles P. Gerba.

Para prevenir el contagio de enfermedades, incluyendo el coronavirus, es importante aplicar rutinas de limpieza y desinfección diarias que incluyan lejía en todas las superficies del hogar, especialmente en las mesitas de luz, las superficies del baño, los juguetes de los niños, las manijas de las puertas, la manija de los refrigeradores, el caño de la cocina, entre otros.

Hay que tener en cuenta que los objetos de uso corriente como juguetes, mochilas infantiles, interruptores de luz y picaportes son fuentes permanentes de contagio que habitualmente no se limpian ni desinfectan adecuadamente.

 

- Desinfectar la cocina

Diversos estudios científicos demuestran que los principales focos infecciosos no son los baños (lo que la gente supone), sino la cocina. 

Las zonas a desinfectar aquí son especialmente el caño, el lavadero, el botón del microondas y las asas de los muebles. De igual manera, debemos desinfectar las mesas y superficies de la cocina, para lo cual se recomienda emplear toallitas húmedas desinfectantes que son capaces de eliminar hasta un 99.9% de los gérmenes y bacterias. 

 

- Los juguetes de los niños

Los juguetes de los niños y áreas de recreación deben ser desinfectados correctamente, al igual que los pisos y alfombras infantiles de goma deben ser lavados y desinfectados. También deben desinfectarse los juguetes duros, mientras que los juguetes blandos pueden lavarse en el lavarropas con productos desinfectantes.

 

- El espacio de las mascotas

No hay que olvidar el espacio que habitan las mascotas y sus elementos como el plato de comida, la taza de agua, sus alfombras o individuales de piso, así como sus camas. Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recalcado que aún no hay ninguna prueba de que los perros y gatos transmitan el Covid-19, de igual manera debemos desinfectar asiduamente las áreas en la que ellos viven.

Con el fin de ayudar en la prevención de posibles contagios por COVID-1, se deben desinfectar los objetos de uso común, pues son altamente manipulados por los miembros del hogar.

Además de las superficies del hogar, también se recomienda la desinfección de los objetos que nos rodean con el fin de ayudar en la prevención de posibles contagios por COVID-1. Hay que hacer especial énfasis en aquellos objetos de uso común, es decir, aquellos que son altamente manipulados por los miembros del hogar, y que, por lo tanto, suelen presentar mayor posibilidad de presencia de virus y bacterias.

Para la desinfección de objetos las toallitas húmedas desinfectantes representan una opción rápida y efectiva, su fórmula también garantiza 99.9% de efectividad contra virus y bacterias y vienen listas para usar, basta con pasarlas por el objeto a desinfectar y desecharlas luego de su uso. 

Recordemos que el coronavirus también se puede transmitir luego de tocar superficies contaminadas por el virus, por esta razón, es imprescindible mantener los objetos de casa bien desinfectados. 

Algunos objetos de uso común que deben ser desinfectados diariamente son:

  • Manija de puertas.
  • Interruptores de luz.
  • Controles remotos.
  • Teléfonos.
  • Caños.
  • Botón del inodoro.

Rrecuerda que la mejor forma de protegernos es cuidar la higiene personal y del hogar. Con algunos pequeños actos estaremos haciendo una notable contribución para ayudar en la prevención y control del nuevo Coronavirus Covid-19.