ESA Euclid
El telescopio espacial Euclid podría lanzarse en 2023 pese a la cancelación de los tratos con Roscosmos y Rusia. | Fuente: ESA

Euclid, el observatorio espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA), podría salvarse de la cancelación y lanzarse en 2023 a bordo de un cohete de SpaceX. La nueva información respecto a esta misión señala que el telescopio llegaría al espacio a bordo de una nave Falcon 9 de la empresa de Elon Musk en 2023.

Originalmente, estaba previsto que el telescopio viajase en el cohete Soyuz, el cual pertenece a Rusia, pero este acuerdo terminó siendo desestimado debido a la gran cantidad de sanciones impuestas contra la gestión de Vladimir Putin y la cancelación de los proyectos de la ESA con colaboración de Roscosmos, la agencia espacial rusa.

Un cambio de planes para Euclid y la ESA

Se suponía que el telescopio espacial infrarrojo Euclid despegaría desde la base de Kourou en Guayana Francesa este mismo año. No obstante, la invasión rusa a Ucrania y todas las medidas tomadas en contra del Gobierno de este país provocaron que la Agencia Espacial Europea corte sus vínculos con Roscosmos. Esta última también terminó su cooperación con Europa en los lanzamientos de cohetes Soyuz y quitó a 87 de sus empleados de la base de lanzamiento antes mencionada.

Luego de que las relaciones de Rusia con el resto del mundo empeoraran, la ESA comenzó a buscar un nuevo proveedor para sus vuelos orbitales, siendo la respuesta más inmediata que encontró el recurrir a los servicios de las empresas espaciales privadas de Estados Unidos. Según Mark Clampin, director de la división de astrofísica de la NASA, el telescopio Euclid podría viajar a bordo de un cohete Falcon 9 de SpaceX a mediados o finales de 2023.

Josef Aschbacher, director general de la ESA, brindó una entrevista a Reuters en agosto donde comentó que estaba en conversaciones preliminares con SpaceX para poder utilizar sus cohetes. En ese entonces, la agencia también estaba evaluando naves suministradas por Japón o India, pero consideró que SpaceX es la más operativa y la que verdaderamente está considerando.

Otra opción era utilizar un vehículo de lanzamiento de carga pesada de la firma francesa Arianespace, pero aún tiene que lanzar su cohete de nueva generación Ariane 6 recién el próximo año. “Este ha sido un toque de atención, hemos sido demasiado dependientes de Rusia, dijo Aschbacher ante la presión de buscar un reemplazo para Rusia en sus planes futuros.

Falcon 9 SpaceX
El cohete Falcon 9 de SpaceX se ha convertido en el mejor reemplazo para los Soyuz de Roscosmos. | Fuente: NASA

La guerra Rusia-Ucrania sacude a las agencias espaciales

Por supuesto, la ESA no es la única que debe buscar reemplazos para los cohetes Soyuz de Rusia. En marzo, este país cortó el suministro de motores para estas naves a EE.UU en represalia por las sanciones internacionales impuestas en su contra. En consecuencia, las empresas Northrop Grumman y Firefly Aerospace anunciaron una alianza para crear un cohete que no dependiera de estos componentes rusos. No obstante, hasta que estén listos, la compañía también recurrirá a los Falcon 9 de SpaceX para enviar su nave Cygnus a la Estación Espacial Internacional.

Por otra parte, OneWeb también se vio obligada a firmar un contrato con la empresa de Elon Musk pese a ser su rival y la Agencia Espacial India ISRO llegó a un acuerdo para los seis lanzamientos que pondrán en órbita sus satélites para ofrecer Internet desde el espacio a finales de 2022. SpaceX y sus Falcon 9 se perfilan como la opción más viable para reemplazar a Rusia y sus cohetes Soyuz en las misiones que fueron suspendidas hasta ahora.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.