Imagen del NGC 3132 observado por el James Webb.
Imagen del NGC 3132 observado por el James Webb. | Fuente: NASA

James Webb ha iniciado su proceso de estudio del universo con una muestra clara de su potencial al entregarnos impresionantes imágenes de astros con gran calidad de detalle.

Sin embargo, un hecho curioso es que el telescopio espacial de por sí captura imágenes a través de su lente infrarrojo y entrega fotografías en escala de grises. Entonces, ¿cómo la NASA nos muestra imágenes a colores?

El proceso de colorización de las fotos del James Webb

Los equipos especializados de la NASA son los encargados de analizar los datos entregados por el telescopio. Dependiendo de los elementos, les asignan un color.

“Algo sobre lo que he estado tratando de cambiar la opinión de la gente es que dejen de obsesionarse con la idea de ‘¿es así como se vería si pudiera ir en una nave espacial y mirarlo en persona? A un biólogo no le preguntas si de alguna manera puedes reducirte al tamaño de una célula y observar el coronavirus”, señala Joe DePasquale, uno de los encargados, en un artículo de Gizmodo.

La astronomía a menudo se realiza fuera del espectro visible, porque muchos de los objetos más interesantes en el espacio brillan intensamente en ultravioleta, rayos X e incluso ondas de radio. El James Webb está diseñado para ver luz infrarroja, cuyas longitudes de onda son más largas que la luz visible roja, pero más cortas que las microondas.

“Estos son instrumentos que hemos diseñado para extender el poder de nuestra visión, para ir más allá de lo que nuestros ojos son capaces de hacer para ver la luz a la que nuestros ojos no son sensibles y para resolver objetos que probablemente podamos ver solo con nuestra ojos”, dijo DePasquale. “Estoy tratando de resaltar la mayor cantidad de detalles y la mayor riqueza de color y complejidad que es inherente a los datos sin cambiar nada en realidad”.

Las imágenes tienen una gran cantidad de detalles, pero deben pasar por tratamiento en la Tierra, principalmente para eliminar las luces y distractores como rayos cósmicos y reflejos de estrellas brillantes. El ejemplo de la Nebulosa Carina es claro: la imagen original es un rectangulo negro con puntos blacos, pero la imagen analizada lleva colores y todos los espectros que mantiene el lugar.

Nebulosa Carina en su toma original de James Webb
Nebulosa Carina en su toma original de James Webb | Fuente: Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial

Y la misma foto luego del tratamiento: 

Nebulosa Carina en todo su esplendor.
Nebulosa Carina en todo su esplendor. | Fuente: NASA

La asignación del color

Los colores no son escogidos al azar, señala el científico, sino que son designaciones convencionales para cada elemento.

“Creo que hay algunas connotaciones que van junto con 'colorear' o 'color falso' que implican que hay algún proceso en el que estamos eligiendo colores arbitrariamente para crear una imagen en color”, dijo DePasquale. “Color representativo es el término preferido para el tipo de trabajo que hacemos, porque creo que abarca el trabajo que hacemos de traducir la luz para crear una imagen de color real, pero en un rango de longitud de onda al que nuestros ojos no son sensibles”.

A las ondas infrarrojas más largas se les asignan colores más rojos y a las longitudes de onda infrarrojas más cortas se les asignan colores más azules. A través del ordenamiento cromático, los espectros se dividen en una gama completa de colores para representarlos en las imágenes.

“Es un equilibrio entre el arte y la ciencia, porque quieres exhibir la ciencia y las características, ya veces esas dos cosas no necesariamente funcionan juntas”, sugiere Alyssa Pagan, desarrolladora de imágenes científicas del telescopio.

Cuando se ensamblan las imágenes del telescopio, los procesadores de imágenes trabajan con los científicos de instrumentos para decidir qué características de un objeto determinado deben resaltarse en la imagen: su gas caliente, quizás, o una cola fría y polvorienta.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: