LHS 475 b
Ilustración del exoplaneta LHS 475 b junto a su estrella madre. | Fuente: NASA

El telescopio espacial James Webb descubrió su primer exoplaneta con proporciones muy similares al de la Tierra.

El planeta, registrado como LHS 475 b, tiene el 99 % del diámetro de la Tierra y se encuentra orbitando dentro de la zona habitable de su estrella.

Un astro a mirar

Este exoplaneta se encuentra relativamente cerca al nuestro: a solo 41 años luz de distancia en la constelación de Octans.

La imagen de LHS 475 b fue obtenido gracias al espectógrafo de infrarrojo cercano (NIRSpec) que se encuentra en el telescopio y fue detectado gracias a las observaciones del tránsito: monitoreando el brillo de la estrella.

Por el momento, aún no es posible detallar la atmósfera del exoplaneta, pero James Webb realizará mediciones más minuciosas para poder obtener esta información.

"Estos primeros resultados observacionales de un planeta rocoso del tamaño de la Tierra abren la puerta a muchas posibilidades futuras de estudio de las atmósferas de los planetas rocosos con el James Webb", refiere Mark Clampin, director de la división de astrofísica en la NASA. "El Webb nos acerca cada vez más a una nueva comprensión de los mundos similares a la Tierra fuera del Sistema Solar, y la misión no ha hecho más que empezar".

 

James Webb
Modelo de tránsito de brillo con el que se descubrió y confirmó la presencia del exoplaneta. | Fuente: NASA

Hasta la fecha, solo se conoce que este exoplaneta es ciento de grados más caliente que la Tierra.

James Webb seguirá estudiándolo durante la primera mitad de este 2023. Desde ya es un gran hito porque el telescopio, hasta la fecha, solo investigaba exoplanetas ya conocidos por los científicos.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.