eVTOL
Así quedó el Lift+Cruise tras el "accidente". | Fuente: NASA Langley/David C. Bowman

La NASA ha llevado a cabo una exitosa prueba de choque de un prototipo de vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical, también llamado eVTOL.

El taxi volador Lift+Cruise fue desarrollado con el fin de comprobar si es que este tipo de movilidad es seguro para futuros pasajeros. Y también se necesitaba comprobarlo en situaciones de riesgo.

¿Por qué fue un éxito para la NASA?

La prueba fue sencilla: elevándose por el aire, el eVTOL luego fue liberado con cortadores pirotécnicos y empezó a balancearse hasta caer en la superficie provocando un fuerte estruendo.

“La prueba fue un gran éxito para el equipo de resistencia a choques de Langley”, dijo Justin Littell, asistente de investigación de la Subdivisión de Dinámica Estructural de Langley. “Probamos con éxito el concepto de vehículo eVTOL que representa un vehículo de seis pasajeros, ala alta, masa elevada, rotores múltiples, obteniendo más de 200 canales de datos y recopilando más de 20 vistas de cámaras a bordo y fuera de abordo”.

Se incluyeron una variedad de experimentos en el artículo de prueba. Estos experimentos incluyeron varias configuraciones de asientos, incluido un concepto de absorción de energía de la NASA, varios tamaños de maniquíes de prueba de choque para estudiar los efectos de las cargas de choque en ocupantes de todos los tamaños y un subsuelo compuesto modular de absorción de energía desarrollado por la agencia espacial.

Los científicos aseguran que existieron dos eventos claves en la prueba. La primera, fue el aplastamiento del suelo y el roce del asiento, los cuales funcionaron como estaba previsto, limitando el efecto de efecto en los maniquíes de prueba.

La segunda aún no brinda detalles sobre las consecuencias: trataba sobre el colapso de la estructura superior.

eVTOL NASA
Los pasajeros del vehículo "no salieron heridos" del accidente. | Fuente: NASA

Futuros taxis voladores

Los eVTOL tratarán de solucionar los problemas de movilidad y tráfico transportando pasajeros por los aires de las ciudades.

En China y Dubái, empresas como Xpeng ya están poniendo a prueba sus propios vehículos para lograr el objetivo de volar a un kilómetro de altura a velocidades de 130 km/h.

Para seguir mejorando los ensayos, los datos se utilizarán además como base para evaluar las posibles condiciones y configuraciones de prueba que se utilizarán durante una prueba de caída de un segundo artículo de prueba de Lift+Cruise, cuya prueba está programada tentativamente a finales de 2023.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.