Luna
Una foto de la luna tomada por la nave espacial Beresheet de SpaceIL en órbita. | Fuente: EspacioIL

La NASA y el Departamento de Energía de EE. UU. han iniciado la búsqueda de propuestas de empresas para la construcción de plantas de energía nuclear en la Luna y, posteriormente, en Marte, para sostener sus planes de exploración a largo plazo.

Anthony Calomino, líder de la cartera de tecnología nuclear de la NASA dentro de la Dirección de Misión de Tecnología Espacial, dijo a CNBC que el plan es desarrollar un sistema de energía de superficie de fisión de clase de 10 kilovatios para su demostración en la luna a fines de la década de 2020. La instalación se fabricará y ensamblará completamente en la Tierra, luego se probará su seguridad para asegurarse de que funciona correctamente.

El siguiente paso es integrarlo a un módulo de aterrizaje lunar y un vehículo de lanzamiento que lo transportará hasta la órbita del satélite natural. Posteriormente, descenderá lentamente hasta la superficie y podrá funcionar sin necesidad de desmontaje ni construcción adicional.

“Cuatro unidades, que proporcionan 10 kilovatios de energía eléctrica cada una, proporcionarían energía suficiente para establecer un puesto de avanzada en la Luna o Marte. La capacidad de producir grandes cantidades de energía eléctrica en superficies planetarias utilizando un sistema de energía de superficie de fisión permitiría la exploración a gran escala, el establecimiento de puestos de avanzada humanos y la utilización de recursos in situ , al tiempo que permitiría la posibilidad de comercialización”, dijo Calomino.    

“Podemos aprovechar años de trabajo de investigación y desarrollo en combustibles y materiales avanzados, así como avances recientes en el transporte espacial comercial para reducir el riesgo en el cronograma, para cumplir con la fecha de 2026”, dijo Steve Johnson, director de la División de Tecnologías de Isótopos y Energía Nuclear Espacial del Laboratorio Nacional de Idaho, institución que trabaja con la NASA en el tema.

 “Realmente nos esforzamos por llevar la innovación de la industria nuclear comercial a la mesa para trabajar con la NASA y la industria aeroespacial utilizando tecnologías existentes”.

Calomino dijo que las tecnologías que son críticas para el éxito de este proyecto son un reactor nuclear, conversión de energía, rechazo de calor y tecnología de vuelo espacial.

Johnson dijo que además de la investigación y el desarrollo que ha tenido lugar en las últimas décadas, la infraestructura física existente dedicada a la tecnología de vuelos espaciales hará que la línea de tiempo 2026 sea alcanzable.

“El gobierno planea adjudicar múltiples contratos a corto plazo para desarrollar un diseño preliminar, luego un gran contrato posterior para el desarrollo final del hardware de vuelo”, dijo. “El proyecto anticipa que las empresas formarán equipos para abordar todas las áreas tecnológicas necesarias para desarrollar este sistema de energía único y complejo”.

Una tecnología ya usada previamente

“La energía nuclear se ha utilizado en el espacio en numerosas ocasiones”, dijo Andrew Crabtree, fundador de la agencia de empleo Get Into Nuclear. “La energía atómica ha estado operando en la Luna desde el vuelo en noviembre de 1969 del Apolo 12 resistiendo con éxito inmensas variaciones de temperatura. El Apolo 12 marcó el primer uso de un sistema de energía eléctrica nuclear en la Luna”.

“Antes de decir algo como, ‘No deberíamos estar contaminando el espacio con desechos nucleares’, sepa que casi todas las misiones espaciales de las que haya oído hablar han utilizado generadores termoeléctricos de radioisótopos, que tienen plutonio-238 como fuente de electricidad”.

“Estas misiones podrían requerir una variedad de sistemas de energía solar, de baterías, radioisótopos y de fisión para permitir una amplia gama de requisitos exigentes”, dijo. “La energía de superficie de fisión es necesaria en lugares donde la energía solar, eólica e hidráulica no están fácilmente disponibles. En Marte, por ejemplo, el poder del sol varía ampliamente a lo largo de las estaciones y las tormentas de polvo periódicas pueden durar meses. En la Luna, la fría noche lunar se prolonga durante 14 días, mientras que la luz solar varía mucho cerca de los polos y está ausente en los cráteres en sombra permanente. En estos entornos desafiantes, la generación de energía a partir de la luz solar es difícil y el suministro de combustible es limitado. La energía de la superficie de fisión ofrece una solución liviana, confiable y eficiente”.

Steve Melink, autor de Fusion Capitalism: A Clean Energy Vision For Conservatives , y fundador y CEO de Melink Corp., una empresa que promueve la energía renovable para la industria de la construcción comercial, dijo que también había otros factores a considerar. 

“Cuando, no si algo sale mal, ¿cómo solucionaremos el problema, especialmente si es urgente?” preguntó. “La energía nuclear es tan complicada que anticipar cada problema previsible requerirá piezas, técnicos y suministros que no parecerían factibles para las generaciones venideras”.

Bajos los nuevos acuerdos de Artemisalos países que se suscriban podrán hacer uso de la exploración de los astros con fines pacíficos y registrar los objetos espaciales.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.