NASA SpaceX
La NASA ha encargado a SpaceX la gestión de cinco nuevas misiones tripuladas a la ISS ante el retraso del vuelo de la cápsula Starliner de Boeing. | Fuente: NASA

La NASA ha encargado a SpaceX la gestión de otras cinco misiones para enviar a sus astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS) a finales de la década. La agencia espacial ha solicitado a la compañía de fabricación aeroespacial dirigida por el magnate Elon Musk que se encargue de cinco nuevos lanzamientos estableciendo un contrato de US$1,4 mil millones.

Tal como reportó la agencia Reuters, la NASA emprendió este nuevo acuerdo con la firma del multimillonario también dueño de Tesla Motors y Neuralink para que su empresa administre cinco viajes más a la Estación Espacial Internacional, elevando así a 14 el total de misiones contratadas a SpaceX para su cápsula de astronautas Crew Dragon.

La NASA y SpaceX extenderán su colaboración

La más reciente expansión del contrato entre SpaceX y la NASA responde a un esfuerzo de la agencia espacial por garantizar un récord constante de vuelos con astronautas a la ISS sobre todo ahora que Boeing -la otra compañía de fabricación aeroespacial con la que tiene un acuerdo de transporte similar- sufrió complicaciones para concretar el nuevo lanzamiento de su cápsula espacial Starliner.

“La NASA tiene permitido mantener una capacidad ininterrumpida de Estados Unidos para el acceso humano a la estación espacial hasta 2030, con dos socios únicos de la industria de la tripulación comercial”, dijo la agencia espacial en su comunicado.

SpaceX y Boeing, los dos socios en cuestiones de tripulación comercial, obtuvieron contratos multimillonarios con la NASA en 2014 para desarrollar, probar y hacer volar de forma rutinaria sistemas de cápsulas espaciales para enviar astronautas hacia la ISS y de regreso, el laboratorio de investigación orbital que ha albergado a tripulaciones internacionales de astronautas durante más de dos décadas.

La NASA y la situación de sus contratos con SpaceX y Boeing

Desde que obtuvo su certificación en 2020, SpaceX ha usado su cápsula reutilizable Crew Dragon con éxito en unas cinco misiones con tripulación hacia la Estación Espacial Internacional, convirtiéndose así en la primera compañía privada en enviar seres humanos a la órbita terrestre y reviviendo el programa de vuelos espaciales tripulados de la NASA que permanecía en pausa desde la retirada del programa de transbordadores de EE.UU en 2011.

Por otra parte, Boeing y su cápsula CST-100 Starliner no corrieron con la misma suerte ya que sufrió un retraso en su despegue por problemas de software y mal funcionamiento de las válvulas. El primer vuelo tripulado de la compañía fue pospuesto hasta febrero de 2023 y busca pasar una última misión de prueba antes de que la NASA pueda certificar que la nave es apta para vuelos rutinarios de astronautas.

Inicialmente, la NASA encargó seis misiones tripuladas a cada compañía, pero encargó tres más a SpaceX a inicios de 2022 debido a los problemas técnicos que experimentó la cápsula de Boeing.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.