Un nuevo lote de 60 satélites ya se encuentra en la órbita terrestre. | Fuente: SpaceX

La mañana del lunes 11 de noviembre, la compañía SpaceX envió otros 60 satélites al espacio. Estos dispositivos fueron lanzados desde el Space Launch Complex 40 de la Fuerza Aérea estadounidense ubicado en Cabo Cañaveral, Florida.

Esta acción forma parte del plan Starlink, un proyecto impulsado por la compañía de Elon Musk para crear una red de Internet satelital espacial de alta velocidad. El primer lote de satélites fue enviado a la órbita terrestre el 23 de mayo de 2019 y se estiman 2 lanzamientos más en lo que resta del presente año.

Este nuevo movimiento de SpaceX supone un enorme avanza en la planificación de Starlink pero varios científicos y astrónomos han hecho notar su consternación ante el posible impacto que puedan tener los satélites. La compañía ya ha mostrado su interés en mitigar todo efecto perjudicial posible.

 James Lowenthal -astrónomo de Smith College- es uno de los más preocupados con la medida de SpaceX. El científico reveló a The New York Times cómo “sintió que la vida como astrónomo y amante del cielo nocturno jamás sería la misma tras el primer lanzamiento de satélites en mayo.

Un proyecto ambicioso

Tal y como fue mencionado, Starlink es un proyecto propuesto y gestionado por SpaceX -compañía cofundada por Elon Musk, el físico sudafricano dueño de Tesla Motors – que pretende crear una megaconstelación de 12,000 satélites espaciales. El objetivo de esto es proveer a la Tierra de un sistema satelital de Internet que supere la velocidad de los servicios convencionales de otras compañías.

Es importante destacar que SpaceX ha presentado documentos a la Unión Internacional de Telecomunicaciones para lanzar 30,000 satélites adicionales a los que planteó en su plan inicial.

El proyecto Starlink busca una alternativa al Internet provisto por otras compañías. | Fuente: SpaceX

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPPNoticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico que gira más rápido que éste.


¿Qué opinas?