La nave espera funcionar al 100% durante 2022. | Fuente: Twitter

La nave Starship explotó en medio de una prueba de presión criogénica en Boca Chica, Texas (Estados Unidos)..

El prototipo de la división SpaceX de Elon Musk fue puesto en condiciones extremas para poder recolectar mayores detalles sobre su funcionamiento. Ningún humano resultó herido durante el suceso.

Los responsables del proyecto afirmaron -mediante comunicado de prensa- que el resultado no fue inesperado: “El propósito de la prueba de hoy era presurizar los sistemas al máximo, por lo que el resultado no fue completamente inesperado. No hubo heridos ni es un serio revés". 

La nave de 50 metros de altura está conformada por la cápsula en sí y un cohete gigante llamado Super Heavy. Este prototipo, el MK1, será descartado y se centrarán los esfuerzos en el MK3, el cual se espera que inicie las pruebas en enero. 

Como se recuerda, Musk desea que las naves y Marte con pasajeros y carga para 2022.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPPNoticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico que gira más rápido que éste.

¿Qué opinas?