Espeluznante: experimento muestra cómo el coronavirus se puede esparcir en un buffet

La Escuela de Medicina de la Universidad de Santa Mariana de Tokio verificó cómo el coronavirus contagió a una gran cantidad de los ocupantes de los cruceros.

La pintura usada en el experimento llegó a todos los comensales. | Fuente: NHK

Los cruceros han sido un campo de expansión para el nuevo coronavirus. En el Diamond Princess, al menos 712 de 3,711 pasajeros y tripulantes dieron positivo para la enfermedad.

Un experimento llevado a cabo por la Escuela de Medicina de la Universidad de Santa Mariana de Tokio y la cadena japonesa NHK demuestra qué tan fácil se puede expandir un virus en un buffet, una característica de estos navíos turísticos.

Un grupo de 10 personas fue reunido para el experimento en el que a una se le roció una pintura fosforescente para simular un agente contaminante. Estas disfrutaron el buffet durante 30 minutos.

Luego se usó una luz ultravioleta para comprobar qué tanto se expandió la pintura. Esta llegó a las manos de todos los participantes e incluso al rostro de tres.

Esta se esparció principalmente por los bordes del contenedor de la comida, las pinzas para servirse y el mango de la jarra.

“Una superficie con alto contacto es un peligro constante”, concluyó el profesor Hiroyuki Kunishima de la Escuela de Medicina de la Universidad de Santa Mariana.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.