| Fuente: Wikimedia Commons

(Agencia N+1 / Víctor Román) El nombre científico del pez piedra, Synanceia horrida, ya nos brinda algunas pistas sobre las características de este extraño pez. Por eso no sorprende mucho cuando un grupo de científicos descubrió que el pez piedra también tiene un hueso parecido a una navaja ubicada debajo de cada cuenca del ojo.

Los investigadores han llamado “sable lacrimal” al filoso hueso y parece ser que es exclusivo de los peces piedra. "No sé por qué esto no se ha descubierto antes", dijo William Leo Smith, de la Universidad de Kansas, quién publicó el estudio en la revista Copeia. "Probablemente porque hay solo una o dos personas que alguna vez trabajaron en este grupo", añadió.

El pez piedra, el más venenoso que conocemos, también tiene músculos y huesos, incluyendo los circumorbitales y las mandíbulas maxilar y aductora, adaptados para controlar este peligroso sistema.

"A todo este grupo de peces se los llama 'peces mejillas escritas' o Scorpaeniformes, donde los huesos debajo del ojo se unen al esqueleto branquial", dijo Smith. "Debido a que todos estos músculos están unidos al esqueleto branquial, permite toda esta fuerza que hace que se despliegue el sable lacrimal", agregó.

Cuando se despliega el sable lacrimal, luce como una especie de bigote, con los huesos hacia afuera horizontalmente, en lugar de rectos. Y cuando está enfundado, el hueso se mueve hacia abajo y se sienta cómodamente contra la cara de pez piedra.

(A) Posición de reposo del sable lacrimal a lo largo del lado de la mejilla del pez y la posición (B) bloqueada donde el sable lacrimal se extiende lateralmente. | Fuente: Universidad de Kansas

Podría tener fines reproductivos

Smith cree que el sable lacrimal no es solo para protegerse de los depredadores, también podría ser una cuestión sexual. "Hay evidencia que empuja hacia eso. Pueden usar esto en batallas con otros miembros de su especie, como los cuernos [en los] carneros. También puede estar involucrado en conductas de cortejo", dice científico.

Además, las pequeñas navajas brillan. "Es verde fluorescente", dice Smith. Dado que el pez piedra se basa en el camuflaje para protegerse y cazar presas, Smith no cree que la fluorescencia tenga un propósito defensivo como, por ejemplo, prevenir a los depredadores.

Una nueva definición de pez piedra

Los científicos ya sospechaban de la existencia de estos sables lacrimales, pero no conocían la gran cantidad de modificaciones para permitir que estos peces bloquearan estos apéndices para no herirse ellos mismos. El propio Smith descubrió los extraños mecanismos de los sables hace 15 años mientras disecaba un pez volador (Paracentropogon longispinis). Desde entonces, Smith ha estado estudiando los peces para confirmar cómo funcionaba el mecanismo y encontrar a todos los peces con esta característica.

Gracias a ese esfuerzo, este último estudio no solo muestra los sables, sino que también muestra la evolución del mecanismo de defensa y actualiza la definición de pez piedra para incluir otros tipos de peces. Smith y el equipo de la Universidad de Kansas analizaron genéticamente 113 características morfológicas y 5,280 moleculares para 63 especies de pez piedra.

"Cada especie de pez piedra (Synanceiidae) que he examinado tiene esta característica, y define este grupo como un mamífero se define por las glándulas mamarias", dijo Smith a ScienceAlert. "El estudio revisó drásticamente la definición de pez piedra y lo convirtió en un grupo mucho más grande de organismos... El grupo ahora incluye peces de terciopelo, pez volador, prowfishes, stingfishes, etc."

Los peces son animales que la ciencia poco a poco va conociendo y entendiendo. Recientemente nos enteramos que estar limpios y aseados hace que los peces sean más inteligentes, o que el pez más raro del mundo había doblado su población conocida.

0 Comentarios
¿Qué opinas?