Perro salvaje
Perro salvaje de tierras altas captado por cámaras trampa en Indonesia. | Fuente: Fundación de Perros Salvajes en Nueva Guinea.

Los raros y extraños perros cantores de Papúa Nueva Guinea no se han dejado de ver hace 50 años, por lo que se creía que ya estaban extintos de manera salvaje. Sin embargo, un nuevo estudio ha confirmado lo que parecía imposible: se han encontrado ejemplares recientes en el país.

Como su nombre deja perfectamente claro, el perro cantor de Nueva Guinea es una especie canina nativa de Papúa Nueva Guinea que se caracteriza por sus aullidos armónicos únicos. Si bien se pueden encontrar un par de cientos de individuos en cautiverio, la mayoría de los científicos habían asumido que la población había desaparecido de la naturaleza desde la década de 1970.

Por fortuna, en una investigación publicada en el Proceedings of the National Academy of Sciences, un equipo internacional de científicos utilizó evidencia basada en ADN para olfatear la relación ancestral entre los perros salvajes de las tierras altas (de Indonesia) y los perros cantores y llegar a una importante conclusión: la especie no está extinta.

En 2018, tras varios avistamientos en años anteriores de ejemplares que podrían ser perros salvajes de las tierras altas, los investigadores recogieron muestras biológicas de tres ejemplares para analizar su ADN. El grupo descubrió que los perros son miembros extremadamente relacionados de la especie canina llamada Canis lupus familiaris. Había algunas diferencias genéticas menores que se esperaban dada su separación durante varias décadas, pero encontraron que ambos son esencialmente "protoperros" antiguos y, aunque cada uno contiene variantes genómicas en sus genomas que no existen en otros perros actuales, son efectivamente la misma raza.

"Descubrimos que los perros cantores de Nueva Guinea y los perros salvajes de las tierras altas tienen secuencias genómicas muy similares, mucho más cercanas entre sí que a cualquier otro cánido conocido. En el árbol de la vida, esto los hace mucho más relacionados entre sí que las razas modernas como como pastor alemán o bassett hound", dijo en un comunicado la Dra. Heidi Parker, científica del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano que dirigió el análisis genómico.

Las pruebas revelaron que los perros encontrados comparten el 72 por ciento de sus genes con otros perros cantores de Guinea que viven en cautividad en diferentes partes del mundo. Sin embargo, los que viven en plena naturaleza tienen más variación genética, algo normal en una población salvaje. Los expertos creen que ese 28% de diferencia se debe a cruces con otras especies locales o que se remontan al ancestro común de todos los perros.

"Al conocer más a estos antiguos protoperros, aprenderemos nuevos datos sobre las razas de perros modernas y la historia de la domesticación de perros", añadió Elaine Ostrander, autora principal del estudio e investigadora distinguida de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. "Después de todo, gran parte de lo que aprendemos sobre los perros se refleja en los humanos".

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.