Detective Pikachu | Fuente: Warner Bros.

"Detective Pikachu" (Rob Letterman, 2019) es una cinta que funciona en muchos niveles. Funciona tanto para las poquísimas personas del mundo que no conozcan nada del universo Pokémon como para los más fans de la longeva saga de videojuegos y productos cross-media. La película no solamente cuenta una historia muy divertida, familiar y entretenida (aunque, hay que reconocer que con algunos huecos argumentales) sino que también triunfa como pocas cintas, al trasladar con pasión a la pantalla grande el mundo de fantasía que debutó hace mas de 23 años en la consola portátil Game Boy.

La cinta (ambientada en un mundo en el que la fauna está constituída enteramente por Pokémon, que mucha gente captura, cría y entrena) cuenta la historia de Tim (Justice Smith), un joven que se entera de la muerte de su padre, un detective, mientras investigaba un caso relacionado a una empresa que realizaba investigación científica sobre Pokémon. Tim se ve obligado a hacerse cargo del caso tras encontrarse al Pikachu (con la voz de Ryan Reynolds) que pertenecía a su padre y que por alguna extraña razón puede comunicarse verbalmente sólo con el. La historia está basada en un juego del mismo nombre para la consola Nintendo 3DS.

 

"Detective Pikachu" nos muestra cientos de Pokémon retratados de manera excepcional, algunos más realistas que otros, pero respetando toda la esencia de sus propias especies y personalidades (con especial énfasis en la primera generación de los bichos) que ya conocemos de anteriores instalaciones de la franquicia y con toda la mística y espíritu de los juegos. Sin desmerecer los demás aspectos positivos de "Detective Pikachu", es imposible dejar de resaltar el evidente amor que la producción le rinde a la franquicia de los monstruos de bolsillo. La película está llena de guiños para los fans, pero son referencias que no entorpecen la narrativa, por lo que no resultará complicada de seguir para los no iniciados en la franquicia.

El apartado técnico es impecable, con gráficos por computadora completamente integrados a la performance de los actores reales y visualmente impresionante. La dirección de arte recoge en gran forma mas de 20 años de las diferentes encarnaciones del mundo Pokémon, basándose principalmente en los juegos; pero donde la película brilla más es en la espectacular banda sonora creada por Henry Jackman.

Ser la mejor película que se ha hecho sobre un universo de videojuegos no es precisamente un logro excepcional (superar a bodrios como "Street Fighter" y "Super Mario Bros." no se reserva a obras maestras del cine), pero los logros de "Detective Pikachu" son suficientemente grandes como para darle un buen puntaje a la película sin necesidad alguna de comparar. Recomendada, mas aún si eres un entrenador Pokémon.

¿Qué opinas?