Doctor Strange in the Multiverse of Madness
Hace unos días se estrenó 'Doctor Strange 2' en el Perú, uno de los lanzamientos más esperados de Marvel. Aquí un análisis de la obra cumbre de este universo cinematográfico. | Fuente: Marvel Studios

"Doctor Strange in the Multiverse of Madness", la nueva película de Marvel dirigida por el maestro Sam Raimi, se sitúa desde ya como la obra más personal y apasionante de esta franquicia sobre superhéroes. El reciente trabajo del director estadounidense nos presenta los viajes del doctor Stephen (Benedict Cumberbatch) y América Chávez (Xochitl Gomez) por los multiversos, como un escape a la terrorífica y amenazante presencia de Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen), más conocida como la 'Bruja Escarlata'.

La primera hora está dominado por las fórmulas ‘marvelianas’: el despliegue de peleas entre algunos personajes principales o contra seres extraños, todas manejadas con solvencia y compuesta por una paleta colorida. Sin embargo, mientras avanza el relato, todo se torna oscuro y terrorífico, como si fuera una nueva entrega de “Evil Dead”, saga creada por Raimi que inició en los años ochenta. Inevitable no ver los guiños entre el “Darkhold” y “Necronomicon Ex-Mortis”, los muertos que reviven de la ultratumba o la aparición de un ente maligno que inquieta y escarapela.

El horror también lo vemos en la mirada lúgubre sobre la maternidad que arroja Wanda Maximoff: su deseo por recuperar a los ‘hijos’ que perdió. Una situación que le permite al también director de “Darkman” y “Drag Me to Hell” jugar con referencias a leyendas populares tan conocidas como ‘La llorona’ o los fantasmas femeninos de largos cabellos lacios sobre el rostro, típicos del 'Kaidan' (terror japonés).

Hay un lado surreal formidable en "Doctor Strange in the Multiverse of Madness". Se hace presente, sobre todo, en el multiverso de los Illuminatis, donde el doctor Stephen y América Chávez se encuentran con gente que vive al revés, que visten sombreros extraídos, al parecer, de algún cuadro del pintor belga René Magritte. Y en ese multiverso cabe también el universo de Luis Buñuel: la escena del hombre sin boca tributa a una similar en el "Un perro Andaluz", una de las obras cumbre que el director español dirigió en 1929, con la colaboración de Salvador Dalí.

Son estas influencias, agregadas a su buen manejo narrativo, su humor bien dosificado y sus sobresalientes actuaciones, la que colocan a "Doctor Strange in the Multiverse of Madness" como la mejor película que ha hecho Marvel hasta la fecha. Y eso se lo debemos al gran Sam Raimi.

NUESTROS PODCASTS

Entendí esa referencia

EER 4x03 Las infidelidades más comentadas e impactantes de la televisión y el cine


¡Juramos que no nos estamos colgando de la coyuntura! La infidelidad ha estado presente en series y películas, así que nos metemos una conversa sobre las más recordadas, qué significaron para sus personajes en la ficción y cómo reaccionó la audiencia cuando las vio... y además, por supuesto, hablamos de las pichangas.