Dragon Ball Super
El manga de Dragon Ball Super se tomará un descanso mientras Toyotaro y su equipo se preparan para su nueva saga. | Fuente: Toei Animation

Dragon Ball Super, manga secuela de la obra creada por Akira Toriyama, publicó su capítulo 87 y, con él, finalizó el arco de “Granola, el sobreviviente”. Con la revelación de que un nuevo villano ha regresado a las andadas y más poderoso que nunca, la historia a cargo de Toyotaro dejó todo listo para continuar con una nueva saga que promete más combates cargados de la característica acción a la que ya tiene acostumbrados a sus seguidores.

No obstante, si bien el manga lanzó uno de sus mejores entregas durante la semana pasada con el estreno del capítulo 87 en MangaPlus, la plataforma digital de Shueisha para leer manga en línea, se notificó que el equipo creativo se tomará un descanso indefinido antes de comenzar con la nueva saga de Dragon Ball Super.

Dragon Ball Super: la calma antes de la tormenta (Spoilers)

En el capítulo 87, Goku y Vegeta tuvieron que enfrentarse nuevamente a Gas, el villano principal del arco de “Granola, el sobreviviente”, dado que no fue vencido por completo tras el devastador ataque del ceresiano. Cuando se disponian a luchar usando sus transformaciones Ultra Instinto y Megainstinto, un viejo villano desciende de su nave para dejar perplejos a los saiyajin.

Se trata de nada más y nada menos que de Freezer, el tirano espacial que llegó al planeta Cereal para saldar cuentas con los Heeters. El antagonista de la saga de Namek asesina sin piedad a Gas y a Elec dado que estos pensaban traicionarlo desde el principio. Goku y Vegeta quedan totalmente en shock por la facilidad con la que Gas fue aniquilado debido a que se suponía que era “el guerrero más fuerte del universo” gracias al deseo que pidió con las esferas del dragón.

No obstante, Freezer revela que no fue alcanzado por el deseo de Gas debido a que, en ese momento, se encontraba en la dimensión de la Habitación del Tiempo. Aprovechando sus facultades, el tirano entrenó aquí por 10 días -que en realidad fueron 10 años- y alcanzó una nueva fase de poder: Black Freezer. Usando esta nueva transformación, el villano logró derrotar a Vegeta y Goku de un solo ataque, pero no siguió atacándolos ya que no fue a dicho planeta para lidiar con ellos. Tras llevarse a Oil y Maki, Freezer se retira en su nave.

Con esta nueva amenaza en el horizonte, los saiyajin deciden ir al planeta de Bills a entrenar dado que necesitan toda la fuerza posible para poder derrotar a Black Freezer si vuelven a encontrarlo. Tras despedirse de Granola, quien decidió buscar las esferas del dragón para restaurar su planeta, Goku y Vegeta se disponen a comenzar con su nuevo entrenamiento guiados por Whis.

Dragon Ball Super
Black Freezer, la nueva transformación del tirano espacial. | Fuente: Shueisha

¿Una nueva saga de Freezer se avecina?

Si bien aún no se han revelado mayores detalles respecto al tema, debido a la reaparición de Freezer en el capítulo 87 de Dragon Ball Super y por el actual estado en el que se encuentra, es bastante probable que vuelva a ser el antagonista principal de la futura saga del manga. No obstante, información oficial será necesaria para determinar el camino que tomará la historia en sus próximas ediciones.

El manga de Dragon Ball Super se tomará un descanso indefinido y, si bien algunos filtradores aseguran que esta pausa se prolongará durante todo septiembre, finalizando en octubre, lo cierto es que aún no hay nada confirmado al respecto por parte de Shueisha, la editorial que publica esta obra. Por ahora, Toyotaro y su equipo se irán de vacaciones hasta nuevo aviso.

Dragon Ball Super
Goku y Vegeta entrenarán con Bills y Whis para poder enfrentarse a Black Freezer. | Fuente: Shueisha

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.