Convencido de que la incomodidad es siempre un acicate para la escritura, el autor boliviano Edmundo Paz intenta desentrañar en su última novela, "Los vivos y los muertos", las causas que generan violencia en los jóvenes estadounidenses.

En entrevista, Paz sostuvo hoy que en esta desgarradora radiografía de la juventud norteamericana y de su sociedad le interesó "recrear la intimidad de la violencia descarnada, que es parte del día a día de los Estados Unidos".

Un país en el que, a juicio del escritor, se da una combinación "letal", ya que, por una parte, se trata de una sociedad "disgregada" en la que sus habitantes tienen profundos sentimientos de soledad y, por otra, hay una gran facilidad para conseguir armas.

"Los vivos y los muertos", caracterizada por un lenguaje muy visual, es la séptima novela del joven escritor, que publica en España la editorial Alfaguara y que en las próximas semanas aparecerá en Bolivia, en el resto de Latinoamérica, y en EEUU.

Edmundo Paz, afincado en Estados Unidos desde los años noventa, subrayó que ante todo le interesó "la hondura psicológica" de cada personaje, que cuenta su historia en primera persona.

Así, el relato parte de unos hechos reales -una serie de asesinatos en una pequeña localidad el estado de Nueva York próxima a Ithaca donde el autor imparte clases universitarias- y combina una historia de suspense típica de una novela policiaca con la exploración psicológica de los personajes.

A juicio de Edmundo Paz, hay una diferencia esencial entre los adolescentes de Estados Unidos y los latinoamericanos y es que los primeros son mucho "más independientes", lo que puede, añadió, dar lugar a "grandes genios o, por el contrario, a personas con distintas patologías".

Por ello, el personaje asesino de la novela es una de las figuras en las que más trabajó el autor, por su "carisma enfermizo y patológico".

A Edmundo Paz le gustan los retos y los desafíos, y así confesó que la novela es el género que más atractivo le resulta, porque no le surge de manera natural como el cuento.

"La incomodidad es siempre el aliciente para la escritura", dijo el escritor, que reveló que a veces tarda hasta dos años en encontrar el hilo de una historia.

Entre los escritores que más le han marcado en su trayectoria no duda en citar a Jorge Luis Borges, cuya impronta se puede encontrar en los cuentos del autor boliviano, mientras que Mario Vargas Llosa es su modelo en sus novelas sobre política social.

Para Paz el rol del escritor es dar cuenta del tiempo que "nos ha tocado vivir" y hoy, tras haberse establecido en EEUU hace veinte años, se siente capaz de ofrecer una doble mirada, "la de los ojos de un extranjero y la del que vive dentro y trata de entender literariamente a la sociedad norteamericana".

No obstante, el escritor no ha olvidado su patria y adelantó que cuando concluya su actual proyecto, una novela sobre la inmigración latinoamericana en Estados Unidos, regresará a la Bolivia de su infancia (la de finales de los años 70).

Sin embargo, no elude pronunciarse sobre la actualidad de su país y de su región y cree que Bolivia "pierde" al apostar por una relación preferencial con Venezuela y no establecerla con Brasil, su aliado "natural y económico".

No obstante, reconoce los "triunfos indiscutibles de Evo Morales a nivel político", pese a señalar que el "mayor error" del presidente boliviano es su relación con el departamento autonomista de Santa Cruz.

 

EFE