Lograr que el anhelado sueño de la casa propia se haga realidad es cada día más difícil, especialmente para el promedio de limeños. Si bien el acceso al crédito se ha facilitado, la oferta actual de proyectos inmobiliarios es insuficiente para cubrir la demanda y con ello los precios las viviendas se disparan.

De acuerdo con el Banco de Crédito (BCP), en la actualidad sólo se construyen 50 mil viviendas, pese a que cada año se forman 100 mil hogares, por lo que es necesario promover una mayor oferta inmobiliaria en el país.

“La mayoría de proyectos se termina vendiendo antes de terminar de construir y es lo que hace que los precios se incrementen de alguna manera”, afirmó la gerenta de Negocios Hipotecarios del BCP, Lussiana Villena.

Uno de los principales problemas para que no se construyan más viviendas es la lentitud en la habilitación de terrenos por trabas municipales.

Un vistazo al portal creditohipotecariobcp.com, donde la entidad financiera desarrolló una plataforma que permite saber a que monto de crédito puede acceder, muestra que el precio de los departamentos en distritos de Lima como Jesús María, Pueblo Libre, Surquillo o Magdalena está por encima de los US$100.000.

Haciendo el cálculo para acceder a una vivienda en estas zonas de la capital el ingreso de las personas debe ser al menos de S/.7.500 mensuales, para que puedan pagar una cuota de S/.2.350 al mes durante 25 años.

¿Cuánto es el ingreso promedio de los limeños? De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) es de S/.1.300 al mes, donde los hombres ganan S/.1.500 y las mujeres S/.1.000. Las personas que están en este grupo deberán pensar en tener una vivienda en las afueras de Lima.

Si es una cuota de S/. 500, puede llegar a obtener un crédito hipotecario por S/.75.000. En el Casa Show tenemos precios de viviendas que se ofrecen desde este monto en distritos como Carabayllo, Comas y Ventanilla”, precisó Villena.

Asimismo, explicó que solicitar créditos conyugalmente o en copropiedad con un familiar, ayuda a incrementar los ingresos y con ello se facilita la compra de la vivienda.