crisis política
La crisis política continúa agravándose y tiene repercusiones económicas. | Fuente: Andina

La crisis política, con el reciente cambio de gabinete ministerial y las acusaciones contra el presidente Pedro Castillo y su entorno, continúa afectando al país.

Ahora en medio de esta incertidumbre política las expectativas económica se en deterioradas y se mantienen en un tramo pesimista, según indica el Banco Central de Reserva (BCR)

"La situación política se ha venido ya reflejando en los indicadores de confianza empresarial, eso ya es un hecho que afecta a la actividad económica", señaló Adrián Armas, gerente central de Estudios Económicos del BCR.

Hasta julio las cifras del BCR indican que las expectativas de las empresas respecto a su situación en los próximos tres meses son pesimistas. Respecto a la inversión de las empresas y la contratación de más trabajadores también se evidencia que están en terreno negativo

Pese a esta situación, Armas precisó que el precio del dólar en el país no se ha disparado debido al respaldo económico que se tiene.

"Hasta el momento no se identifica un impacto que sea notorio (en el tipo de cambio), nuestra economía tiene fuertes fundamentos macroecnonómicos, en la política monetaria y fiscal y esos fundamentos pueden estar ayudando", señaló.

Durante la conferencia también se comentó respecto a la reunión entre el ministro de Economía, Kurt Burneo, y el presidente del BCR, Julio Velarde.

"Las conversaciones simepre las hay y cada entidad busca cumplir con los objetivos que la legislación le da, en el caso del BCR es preservar la estabilidad monetaria, ese es el marco sobre el cual el BCR aplica sus acciones", dijo Armas.

Como se recuerda, la reunión entre las dos principales autoridades de la economía peruana se produjo luego que el titular del MEF señalara que se requiere armonizar la política monetaria de la entidad con la política fiscal de su cartera.

Pese a las dudas que generó su declaración, un comunicado del MEF señala que Burneo ha enfatizado su absoluto respeto a la autonomía del banco central.