El año que comienza puede ser tu oportunidad para que el próximo 31 de diciembre te halles en una mejor situación. | Fuente: GETTY

Todos tenemos cábalas de Año Nuevo para obtener más dinero en el año que empieza: enterrar monedas y billetes antes de la medianoche y desenterrarlos el 1 de enero, usar ropa interior verde, colocar monedas dentro de los zapatos, encender una vela amarilla y hasta recibir las 12 subidos en una silla.

Planificación 

Sin embargo, las cábalas no sirven de nada a menos que nos fijemos objetivos y seamos más disciplinados para tener éxito en el 2019. Por eso, te dejamos las 12 'uvas' financieras en las que debes pensar mientras recibes el Año Nuevo y aplicarlas los 365 días del 2019.

¡Mucha suerte y un gran año 2019!

1. Atento al dólar. Si no lo has hecho, aniquila tus deudas en dólares. Puedes trasladarlas a soles conversando con tu banco si el capital es muy grande o aprovechar tus ingresos de los primeros meses para prepagarlas si son manejables. Calcula cuánto de tus gastos están en dólares (alquiler, deuda, colegios) y ahorra una parte en moneda extranjera y la otra en soles. | Fuente: ANDINA
2. Sé prudente. Los analistas coinciden en que el 2019 será algo mejor que el 2018. El PBI crecería 4% pero en los primeros meses la actividad económica mantendrá un ritmo impactado por el entorno internacional. Así que maneja con mucho cuidado tus gastos y tu endeudamiento. | Fuente: GETTY
3. Mejora tu empleabilidad. Sentir que tienes tu puesto comprado no solo te hace daño a ti, sino a los resultados de tu empresa y te pone en riesgo. Dedícate a mejorar tu perfil profesional y tus posibilidades de conseguir un empleo, desarrollando tus capacidades, ampliando tu red de contactos y mejorando tu actitud. | Fuente: Thinkstock
4. Reinvéntate. Un año más lento no tiene que ser un año desperdiciado. Si tienes un pequeño negocio o eres un trabajador independiente y el 2018 no ha sido el mejor para ti, o si perdiste tu empleo, evalúa si el servicio/bien /talento que estás brindando es el que más demanda el mercado. Mantén los ojos abiertos para nuevas oportunidades y no tengas miedo de cambiar dramáticamente tu perfil y/o tu público objetivo. | Fuente: GETTY
5. Capacítate. Un año en el que la actividad económica no es tan acelerado también es una buena oportunidad para asegurarte que los mejores tiempos te encuentren más preparado. Una maestría que eleve tu perfil, un diplomado que te abra un nuevo camino profesional o un curso sobre cómo mejorar la administración de tu negocio siempre sirven. Eso sí, no te endeudes mucho para financiarlo. | Fuente: GETTY
6. Ahorra. La regla de oro es que tengas tres meses de gastos fijos (vivienda, alimentos, educación, servicios) ahorrados en el banco, caja o en la entidad financiera que te ofrezca más intereses. Fíjate como objetivo olvidarte del 10% de tus ingresos durante, al menos, los primeros seis meses del 2019 y guárdalos. Ten un 'colchón' de seguridad (pero no debajo del colchón) te dará tranquilidad y te permitirá concentrarte en avanzar. | Fuente: Thinkstock
7. Planifica tus gastos. Inaugura una libreta (o, mejor, una hoja de cálculo en línea) en la que listes todos tus gastos y cuánto de tus ingresos demandan. Al hacerlo, te darás cuenta de las ineficiencias en la distribución de tu dinero e identificarás en qué rubros puedes hacer recortes, pues no te generan ninguna rentabilidad (monetaria o anímica). | Fuente: GETTY
8. Desarrolla un hábito. La disciplina es básica, no solo para las finanzas, sino para la salud y el bienestar en general. ¿Quieres levantarte más temprano? ¿Hacer ejercicio? ¿Encontrar más tiempo para ti/tus hijos/pareja? ¿Estudiar un curso en línea? Empieza a desarrollar tu nuevo hábito, pero no de manera radical. Empieza de a pocos y anda avanzando lentamente, recordando que si tropiezas, no debes abandonar el esfuerzo, sino retomarlo. | Fuente: GETTY
9. Reduce tus deudas/dolores de cabeza. ¿Tienes más de una tarjeta de crédito? ¿Los intereses que pagas cada mes son muy altos y sientes que no avanzas en reducirlas? Aprovecha los primeros días del 2019, visita a varias entidades financieras y mira cuál te ofrece más (menos intereses) por una compra de deuda, para que te quedes con solo una deuda/tarjeta. Si lo logras, recuerda cortar las tarjetas que hayas pagado, para evitar tentaciones futuras. | Fuente: GETTY
10. Aprovecha el contexto. En un año en que los negocios no son más fáciles, se hace evidente quiénes tienen talento y quiénes no. Aprovecha el 2019 para mejorar tu posición en la empresa en que trabajas o los resultados de tu negocio. Propón un plan para optimizar costos. Identifica nuevos nichos de mercado o productos que no estaban en el radar. Aprovecha el retroceso de precios de algún insumo/instrumento/bien a tu favor. | Fuente: GETTY
11. Aumenta tu productividad. Lograr más con menos requiere organización. Muchos expertos sugieren que una de las herramientas más sencillas es iniciar el día con las tareas más difíciles (cuando tienes más energía) y anotar en una libreta que siempre lleves contigo tus objetivos del corto, mediano y largo plazo, de tal manera que puedas tacharlos cuando los logres. | Fuente: GETTY
12. Mantente optimista. La economía es influenciada por las expectativas y sentimientos de las personas que participan en ella. Aprovecha el inicio de este año para fijarte esos objetivos que tanto has soñado, sonríe e imagina que se van a lograr. Utiliza las profecías autocumplidas a tu favor. ¿Quieres un acenso? Establece un plan. ¿Ir de viaje el próximo año? Otro plan. Y sueña, porque todos podemos volvernos millonarios si verdaderamente lo intentamos. | Fuente: GETTY
¿Qué opinas?