Capeco pide dejar sin efecto cambios en subsidios de Mivivienda

El gremio de la construcción consideró que el plazo propuesto para eliminar los subsidios para las viviendas de más de S/ 150,100 es demasiado rápido.
La Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) pide un año de plazo para aplicar cambios en Bono del Buen Pagador. | Fuente: Andina

El presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), Francisco Osores, pidió al Ministerio de Vivienda dejar sin efecto la anunciada eliminación del subsidio del Bono del Buen Pagador (BBP) para inmuebles de más de S/ 150,00 soles o 38 UIT, prevista para enero del 2017.

Consideró que esta medida afectará a muchos compradores que buscan viviendas de hasta 179 mil 500 soles o 50 UIT, que actualmente sí están subsidiadas.

"Hay una cantidad importante de proyectos que están en proceso de construcción y mucha gente en proceso de calificación. Esto pone en riesgo de que muchas personas no lleguen a recibir el subsidio o la calificación del crédito", indicó.

Retrasar su vigencia. Osores señaló que dejar sin efecto esta medida "sería lo ideal", pero si el Gobierno no quiere retroceder, por lo menos debería postergar por un año su entrada en vigencia para que el mercado inmobiliario pueda adaptarse al cambio.

“Pedimos una extensión, un plazo mayor para que sea un aterrizaje muy suave y no golpear al mercado, porque eso no ayudaría mucho a poder reactivarlo. Nosotros le pedimos que sea un año el plazo”, manifestó.

Los cambios. El Fondo Mivivienda anunció la semana pasada que el BBP dejará de subsidiar viviendas de más de 38 UIT (S/ 150,100) desde enero del 2017, y se limitará el bono en el rango de las 20 UIT (S/ 79,000) hasta las 38 UIT. Actualmente el rango del subsidio va desde las 14 UIT (S/ 55,300) hasta las 50 UIT (S/ 197,500). Y de 50 UIT a 70 UIT (S/ 276,500) se entrega un Premio del Buen Pagador de solo 5,000 soles.

Osores dijo que se necesita un periodo de adaptación, pues existe mucha demanda embalsada, “y si les cambias las reglas de juego les complicamos el proceso crediticio para todos”.

Venta será más lenta. En esa misma línea, Enrique Espinosa, director de Capeco, señaló que los cambios en el subsidio del Fondo Mivivienda harán caer la velocidad de venta de las viviendas de más de 38 UIT, que estarían fuera del rango de aplicación del Bono del Buen Pagador (BBP).

Bono debe ser mayor. Por su parte, Guido Valdivia, director ejecutivo del gremio de la construcción, consideró que en vez de reducirse el rango del BBP, este debería anclarse en el límite actual, para que se puedan seguir subsidiando viviendas de hasta 50 UIT.

“El subsidio debería llegar hasta viviendas de 50 UIT porque es el precio actual de las viviendas que compran los sectores emergentes que requieren un subsidio”, indicó.

Además señaló que actualmente existe poca oferta de viviendas de menos de 38 UIT. “En Lima y principales ciudades del país hay muy pocas viviendas con precios inferiores a 38 UIT, más bien el grueso del mercado está por encima de ese monto”, manifestó.

Barreras burocráticas. De otro lado, se informó que el Consejo Permanente por la Vivienda, la Ciudad y el Territorio pidió la intervención de Indecopi contra un decreto de la Municipalidad de Lima del 12 de noviembre, que dispone la suspensión de la ejecución de obras de construcción en diversos sectores de Lima durante 49 días, del 14 de noviembre al 1 de enero del 2017.

El referido consejo, integrado por el Colegio de Arquitectos del Perú, el Colegio de Ingenieros, la Federación de Trabajadores de Construcción Civil y Capeco, consideró que este decreto edil es una barrera burocrática irracional que afecta la actividad laboral de profesionales y trabajadores del sector construcción y que, además, retrasará la entrega de obras de edificación y servicios a propietarios y usuarios.

El decreto señala que se dispone suspender el otorgamiento de licencias y la ejecución de obras ya iniciadas por el aumento de la afluencia de personas en determinadas zonas de la ciudad de Lima durante las fiestas de fin de año, pues se incrementa el riesgo de ocurrencias de accidentes y de la delincuencia.

El Consejo indicó que esta argumentación no es pertinente, pues no existe relación directa entre ejecución de obras y las consecuencias de una mayor afluencia de personas en áreas colindantes.

¿Qué opinas?