foto: EFE

En marzo del 2013 comenzará las operaciones de la central termoeléctrica de 520 MW en Chilca, la cual generará aproximadamente el 10% de la energía que requiere el país para mantener su crecimiento, informó el gerente general de Fénix Power, Ernesto Córdova.

Fénix Power es la empresa responsable de la construcción y operación de esta planta cuya inversión en las obras será de US$700 millones.

Córdova explicó que la planta funcionará a gas natural, el combustible fósil más limpio que hay disponible actualmente en la industria y que, al tratarse de una planta de ciclo combinado, esta produce un 40% más de energía usando menos gas natural.

La planta de Fénix Power en Chilca se está construyendo en paralelo a una planta desalinizadora de agua de mar y otra potabilizadora, de forma que no solamente nos autoabasteceremos de agua sin requerir tocar la capa freática, sino que además entregaremos a la población de Chilca 2000 metros cúbicos de agua diarios para su consumo.

“La inversión en este sistema supera los US$4 millones y permitirá brindar agua gratuita para ser distribuida a los pobladores de la zona, que a la fecha no cuentan con este servicio las 24 horas”, precisó.

Además aseguró que los principales clientes con los que se ha comprometido la producción son Luz del Sur  y Distriluz, que opera distribuidoras en Piura, Chiclayo, Trujillo y Huancayo.

Sostuvo que actualmente el 58% de la energía del país es abastecida por generadoras hidroeléctricas y el 34% con térmicas a gas natural. Sin embargo, se estima que la generación a gas crecerá en los próximos años, al entrar en funcionamiento otras cuatro centrales térmicas que se construyen en Chilca, y que en conjunto abastecerán la mitad de la demanda estimada del país.