La Comisión de Energía y Minas del Congreso aprobó por mayoría el pre dictamen para la construcción del Gasoducto Sur Peruano, iniciativa presentada por el poder Ejecutivo para poder masificar el gas natural en el sur del país, asegurar la generación de energía e industrializar el etano a través de una planta petroquímica.

Según el Ministerio de Energía y Minas (MEM), el nuevo gasoducto tendrá una inversión de US$1.800 millones y tiene un recorrido similar al gasoducto privado del proyecto Kuntur en manos de Odebretch.

El Gasoducto Sur Peruano puede ser construido y pagado en dos partes o tramos. Primero se convocará a licitación pública internacional para el Tramo I (denominado como Zona de Seguridad) que recorre Malvinas, Chiquintirca, Quillabamba, Anta. Luego se convocará a concurso para la Central Térmica de 200 MW en Quillabamba,

El Tramo II, también se hará por licitación y recorrerá Anta, Espinar, Arequipa, Matarani e Ilo.