El verano concentra el mayor consumo de cerveza del año: entre junio y septiembre se consume el 31% del total, lo que supone algo más de 11 millones de hectolitros, según apunta Cerveceros de España.
El verano concentra el mayor consumo de cerveza del año: entre junio y septiembre se consume el 31% del total, lo que supone algo más de 11 millones de hectolitros, según apunta Cerveceros de España. | Fuente: REUTERS

La salida del Reino Unido de la Unión Europa, conocida como Brexit, está afectando el consumo de cerveza en la Unión Europea.

Impacto del Brexit

A solo tres meses para que la nación británica salga de la Unión Europea, este proceso está impactando en el turismo y en el consumo de cerveza en el viejo continente.

Según la agencia Bloomberg, España enfrenta una competencia más barata en todo el Mediterráneo. Los turistas que viajan al extranjero suelen buscar resorts sin que les importe la ubicación. Los factores decisivos son el precio y la seguridad.

El costo promedio de una habitación en un hotel de tres estrellas reservado en la Costa del Sol de España es de 87 euros por noche, más del doble del precio en Antalya, Turquía, según muestran datos de la plataforma turística Mabrian.

La caída de la libra esterlina está alejando a los vacacionistas europeos de sus propias costas ya que optan por descansar en playas más baratas de países vecinos como Turquía, Egipto y Túnez, y esto significa menos cervezas frías destapadas.

El costo promedio de una habitación en un hotel de tres estrellas reservado en la Costa del Sol de España es de 87 euros por noche, más del doble del precio en Antalya, Turquía, según muestran datos de Mabrian.

Los turistas del Reino Unido y de otros lugares consumen alrededor del 25% de la cerveza que se consume en España anualmente, ya que es su principal destino. Unos 18 millones 500 mil turistas británicos visitaron el pais en 2018.

“La caída de la libra afecta su poder adquisitivo en España. Es algo que podría empeorar si hay un brexit duro”, asegura Jacobo Olalla, jefe de la asociación Cerveceros de España.

Del mismo modo, el crecimiento en el consumo de cerveza también esta perdiendo impulso. Olalla dice que los gerentes de bares y hoteles le han estado advirtiendo de una desaceleración, y la cervecera española Mahou-San Miguel ha notado ventas más débiles, particularmente en las Islas Canarias y Baleares.