Los economistas Juan Mendoza y Pablo Secada
Los retos económicos para el 2016 serán estimular la inversión y manejar el elza del dólar | Fuente: RPP Noticias

La paralización de la inversión privada y pública durante la primera mitad del 2016 debido a las elecciones es uno de los principales retos que tendrá que enfrentar la economía peruana durante el próximo año, de acuerdo con el economista Pablo Secada. Y es que, históricamente, la incertidumbre respecto a quién será el próximo presidente genera que las empresas posterguen sus planes de inversión. 

Secada indicó que la inversión de los organismos públicos podría recuperarse dentro de dos años tras la decisión del Ministerio de Economía (MEF) de utilizar parte del fondo de estabilización fiscal. Con respecto a la inversión privada, que no crecería en el 2016 frente al 2015, opinó que esta podría recuperarse si el gobierno entrante realiza las reformas laborales, tributarias y contra la tramitología apenas empiece el nuevo mandato.

"Están enviando diez leyes al Congreso, las estoy entregando en este momento, la reforma a, b, c, hasta el número diez. Mira la inversión vuelve a arrancar de nuevo, porque acá no tienes un problema como el que tiene en Brasil o en Argentina, en el que el sector privado tiene un problema financiero, si quiere refinanciar las deudas lo puede hacer, si quiere emitir bonos lo puede hacer", precisó Secada.

Por su parte el economista Juan Mendoza, comentó que el consumo podría contraerse el próximo año, dado que el crédito se haría más caro, producto de que la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) continuaría  elevando sus tasas de interés y el Banco Central de Reserva (BCR) podría reaccionar haciendo lo mismo para controlar la inflación.

"Primero los ingresos van a crecer muy poco, yo no creo que la economía crezca más que el 2015, probablemente menos del 2%. En segundo lugar la otra forma en que se financia el consumo es a través de crédito, y las condiciones crediticias se van a endurecer porque suben las tasas de interés, y también porque ha habido mucho consumo de productos importados y a medida que el dólar se vaya encareciendo se van a hacer más caros", detalló Mendoza.

Y precisamente ese es el otro reto que tendrán enfrentar el actual gobierno de Humala y el próximo gobierno. El dólar ya superó la barrera psicológica de los S/. 3.40 y algunos economistas prevén que llegue a S/. 3.50 o, incluso, S/. 3.60. La presión al alza sobre precios de productos importados y nacionales y la aún alta dolarización de los créditos abre un frente de riesgo que tendrá que ser manejado con cuidado.