Textiles
Envíos textiles y de confecciones sumarían menos de US$ 1 200 mllns. | Fuente: ANDINA

Las exportaciones del sector textil y confecciones de Perú sumarían menos de US$ 1 200 millones al finalizar este año y aunque significará un nuevo año de caída, advirtió la Asociación de Exportadores (ADEX).

El gremio exportador agregó sin embargo que la tendencia de las exportaciones de prendas de vestir indica que podrían iniciar su recuperación, o por lo menos frenar la caída.

Menor competitividad. El presidente del Comité de Confecciones de ADEX, César Tello, explicó que este sector sufre una pérdida de competitividad frente a otros países desde hace tres años en que se tuvo caídas consecutivas en las exportaciones.

"Es así, que mientras que en el 2012 logró exportaciones que superaron los US$ 2 100 millones, en el 2015 la cifra bajó hasta los US$ 1 300 millones y para este año la expectativa es llegar a los US$ 1 200 millones", comentó durante la presentación del XII Foro Textil que se realizará el 6 de julio.

Problemática. El empresario de ADEX dijo que entre los problemas que vienen afectando a este sector, destaca la competencia que tienen las marcas que le compran a las empresas peruanas. Es el caso de Polo y otras, que compran prendas de algodón, los que han reducido sus ventas debido al ingreso de marcas que venden productos denominados fast fashion como H&M, Zara o Forever 21.

Entre los problemas que afectan al sector textil y confecciones destacan el costo de la mano de obra (principalmente con el componente de costos laborales no salariales) que es la más alta entre sus principales competidores en el mundo que son China, Vietnam o Indonesia. A ello se suma la menor devaluación del sol frente a las monedas de los países con los que competimos en este mercado, la informalidad del sector y la reducción del drawback, entre otros.

Prefieren lo sintético. “Los productos peruanos se encarecen, no solo por su calidad, sino por los altos costos tributarios y laborales que enfrentan las empresas. Además hay un cambio de tendencia en el mundo, mientras la demanda por las prendas de algodón se ha estancado, las que son confeccionados con fibras hechas por el hombre (sintéticos) se ha incrementado”, dijo.

En cifras. En el año 2009, las importaciones de prendas de algodón en Estados Unidos era de casi US$ 39 000 millones y las de prendas sintéticas era la mitad, US$ 19 700 millones. Seis años después, en el 2015, los montos están casi nivelados. Las ventas de productos de algodón sumaron US$ 41 000 millones, mientras que los sintéticos subieron hasta cerca de los US$ 39 000 millones.

En Perú, las 46 000 empresas de la industria textil y confecciones generan 485 600 empleos directos, S/ 1 100 millones en impuestos y representan el 10% de producción manufacturera.

Solución. Por ello, Tello consideró que es urgente que el nuevo Gobierno tome medidas al respecto, como la creación del CITE del algodón, restituir la tasa del drawback a 5%, reducción de los costos laborales no salariales, entre otros.