Exigen incrementar inversión pública en pequeña agricultura

La inversión destinada a la pequeña agricultura viene perdiendo peso en el presupuesto público nacional, pues en el 2008 representaba el 2,8% del total y este año es solo el 2,4%.

El Gobierno debe incrementar la inversión pública destinada a la pequeña agricultura y mejorar el gasto estatal orientado a este sector, exigió un grupo de organizaciones que forman parte de la campaña Crece, iniciativa impulsada por la ONG Oxfam, que busca un sistema alimentario justo e inclusivo.
 
La pequeña agricultura produce el 70% de los alimentos que consumimos en el Perú, sin embargo no tiene un correlato político con los fondos que el gobierno destina para su desarrollo”, indicó Giovanna Vásquez, coordinadora de la Campaña Crece de Oxfam en Perú.

Sostuvo que en un contexto del cambio climático y volatilidad de los precios internacionales de los alimentos básicos, se necesita fortalecer mediante políticas públicas a los pequeños agricultores. “Nuestras autoridades no relacionan el fortalecimiento de la pequeña agricultura con la seguridad alimentaria del país”, agregó.

A su turno, Epifanio Baca, investigador del Grupo Propuesta Ciudadana, informó que la inversión destinada a la pequeña agricultura viene perdiendo peso en el presupuesto público nacional. Detalló que en el 2008 se destinaba el 2,8% del total del presupuesto a la pequeña agricultura, mientras que este año esta participación bajó a  2,4%.

“Hay una suerte de continuidad de las políticas agrarias de los últimos 15 o 20 años que se caracteriza por dar prioridad a la agricultura agroexportadora de la costa, basada en grandes exportaciones, y un olvido casi total del campesinos de comunidades que viven en la sierra y en la selva del país”, aseveró.

Baca señaló que también es preocupante que la inversión pública para fortalecer a pequeños productores y productoras es más baja en las zonas del país que tienen los más altos índices de pobreza, donde el agro es una actividad fundamental.

“En Huancavelica y Cajamarca, por ejemplo, el presupuesto por habitante de este año para la pequeña agricultura es de S/.205 y S/.106, respectivamente, cifras que están muy por debajo del promedio nacional de S/.351 soles. En contraste, regiones como Moquegua y Tacna tienen montos bastante más altos, de S/. 3.727 y S/. 2.848”, respectivamente.

Además señaló que el presupuesto del Instituto de Innovación Agraria (INIA), clave para la generación de técnicas para la adaptación al cambio climático, disminuyó de S/. 75 millones en 2010 a S/. 46 millones en 2012

Similar situación ocurre con Agrorural, la agencia agraria creada para diseñar estrategias para la gestión del desarrollo rural en zonas de pobreza, cuyo presupuesto disminuyó de S/.179 millones en 2010 a S/. 111 millones en 2012.

Baca señaló que si el Estado no apoya a la pequeña agricultura, puede disminuir la producción de algunos alimentos como la papa y cereales, lo que podría causar el alza del precio de estos productos en la ciudad y un mayor ingreso de alimentos importados de menor calidad.

Por otro lado, el cambio climático es uno de los principales problemas que enfrenta hoy la pequeña agricultura. Los cambios en el patrón de lluvias, así como en las temperaturas, vienen afectando considerablemente las cosechas.

Gladys Vila, presidenta de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (Onamiap), también pidió mayor inversión del Estado y políticas para apoyar la adaptación al cambio climático de los pequeños agricultores.

Ha disminuido el tema del agua y solo podemos regar pequeñas extensiones de productos y eso implica que tengamos hasta un 40% de disminución en las cosechas, ya sea en las papas, habas y arvejas. En la parte de la Amazonía pasa lo mismo con lo que se produce”, señaló Vila.