Foto: archivo EFE

 

 

La tercera economía mundial, China, una de las más golpeadas por la recesión, podría recuperarse en este año antes incluso de que las cifras globales muestren mejoría, según la opinión de economistas chinos sondeados por un centro investigador del Gobierno comunista.

El sondeo, llevado a cabo por expertos del estatal Buró Nacional de Estadísticas y cuyos resultados publicó hoy el diario "China Daily", señala que el 92 por ciento de los economistas encuestados consideran que el país asiático se recuperará rápido impulsada por los planes de estímulo del consumo lanzados por Pekín.

Sólo un 3 por ciento aseguraron que habrá que esperar a 2010 para ver una salida al túnel con las ayudas gubernamentales, que supondrán una inversión de 585.000 millones de dólares (456.000 millones de dólares) en proyectos de obras públicas, incentivos a empresas y otros mecanismos de control macroeconómico.

Pese a ello, los economistas preven un crecimiento anual del PIB de 2009 de sólo el 8 por ciento, incluso menor que el de 2008 (9 por ciento, la cifra más baja desde 2001), y ya muy lejos del 11,9 por ciento que hubo en 2007.

La crisis financiera originada en EEUU ha afectado sobre todo a las exportaciones chinas, al caer la demanda de los clientes en zonas afectadas como UE y Estados Unidos, produciendo el cierre de miles de fábricas en las zonas costeras del país asiático y la pérdida de unos 20 millones de empleos.

 

EFE