El Gobierno anunció que a partir de agosto se iniciarán los subsidios directos a las familias más pobres que utilizan balones de gas licuado de petróleo (GLP), a través de la entrega de cupones de descuento.

El Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Energía y Minas (Osinergmin) anunció que esta o la próxima semana se publicará el reglamento para la entrega de los cupones.

"Uno de los esquemas es trabajar con un cupón, de tal forma que las personas que vayan y compren GLP puedan canjearlo para obtener un descuento, así las familias pobres tendrían acceso a ese combustible”, dijo el gerente de la división de Gas Natural de la gerencia adjunta de Regulación Tributaria de Osinergmin, Luis Espinoza.

Añadió que se viene trabajando junto al Ministerio de Energía y Minas para ver cómo quedaría el reglamento. Sin embargo, el funcionario no precisó los montos del descuento.

En declaraciones al programa radial Pulso Empresarial, Espinoza dijo que se evitará el desvío de cupones a familias no calificadas como pobres, y dijo que se está definiendo la focalización del beneficio con el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).

Sostuvo, además, que en el futuro el diésel también tendría un subsidio focalizado al transporte público, no obstante que la brecha ha ido disminuyendo.

De otro lado, confirmó que en setiembre termina el precio promocional que aplicó el Consorcio Camisea al gas natural destinado para los vehículos (GNV) con el propósito de desarrollar este mercado en el país.