El proyecto de ley del Congreso que plantea agregar nuevas pruebas en territorio nacional a los medicamentos importados, es respaldado por los laboratorios nacionales, pues consideran que no se trata solo de un tema de calidad, sino también de reciprocidad.

Según la Asociación de Industrias Farmacéuticas Nacionales (Adifan), los productores peruanos de medicamentos sí enfrentan en otros países el control de los laboratorios locales, tal como lo propone el proyecto de ley 995-2011.

“Voy a Argentina y para poder importar mis medicamentos necesito tener un laboratorio de control de calidad, en Chile antes de inscribirme como una droguería importadora me exigen tener un laboratorio contratado, en Brasil me exigen tener uno propio. ¿Por qué en el Perú no se pueden colocar ese tipo de condiciones, es que acaso somos pacientes de segunda o tercera categoría?”, dijo José Silva, presidente de Adifan.

Asimismo, negó que exista un posible desabastecimiento en los centros de salud a nivel nacional, en especial de medicinas que se usan para tratar enfermedades como el cáncer y el Sida.

“En el cáncer, el 84% de las unidades consumidas en el Perú son nacionales, pero eso representa apenas el 14% del total de los valores, los productos de EE.UU. y de Europa representan no más del 5% de las unidades, pero en el tema de los valores son casi el 59% porque son mucho más costosos”, añadió.

Adifan sostiene que los acuerdos comerciales con Estados Unidos y Europa no se verán afectados si este proyecto se convierte en ley.  Sin embargo para el gremio de importadores ComexPerú, sí habría un trato discriminatorio.

“Eventualmente algún país podría pensar que es una barrera técnica que se le está poniendo al comercio. Hay que hacer las evaluaciones de cuáles serían los impactos y a qué productos se estarían afectando”, señaló Eduardo Ferreyros, gerente general de ComexPerú.