La empresa Luz del Sur debió aplicar ayer un plan de contingencia durante el apagón que se extendió por más de seis horas en algunas zonas de San Isidro, Miraflores y Jesús María, afirmó Rafael Lacca, experto en temas eléctricos.

Explicó que ante una falla eléctrica de la distribuidora, en este caso por el desperfecto de un transformador de una subestación eléctrica, deben entrar en funcionamiento inmediatamente los circuitos tipo malla o de rechazo de carga.

“Si falló un transformador, debería entrar otro transformador desde otro distrito y transportar la energía, y allí tienen que haber unos programas de contingencia, que son los programas de rechazo de carga”, detalló a RPP Noticias.

Precisó que el rechazo de carga es cuando la empresa eléctrica tiene que definir qué áreas salen fuera de servicio, “y se entiende que quienes deberían salir primero son las industrias”.

“Ppero si estamos hablando de Miraflores o Surco, donde no hay industrias, salen de servicio los usuarios domésticos, eso es cuando la falla se ha dado en la empresa distribuidora”, expresó.

Lacca dijo que cuando las fallas vienen de la empresa generadora, la distribuidora tiene que iniciar un rechazo de carga (corte de energía) con los usuarios industriales.