Leyton: Se presentó una disminución del 15% en el consumo de carne de cerdo

A raíz de la mal llamada 'gripe porcina', la venta de carne de cerdo se vio perjudicada por lo que el ministro pidió que se retome la confianza en ella.

Tras la alarma desatada por la aparición de la gripe AH1N1, mal llamada 'gripe porcina', el consumo de carne de cerdo sufrió un considerable descenso entre la población peruana por el temor a contraer la enfermedad, factor que ha sido desmentido por el ministro de Agricultura, Carlos Leyton quien ha pedido que se retome la confianza en su carne para incrementar su consumo.

El ministro precisó en RPP que se ha conversado con el Senasa para promover la labor conjunta con las municipalidades y realizar un control sanitario exhaustivo a las granjas con el fin de evitar la venta de carne de porcino en malas condiciones.

"Se debe tener un control más eficiente sobre las granjas informales, que no tienen controles sanitarios y que se encuentran realizando sus actividades de manera irregular", señaló.

Con relación al efecto que trajo el virus AH1N1 sobre los cerdos, indicó que en conversaciones con la Asociación de Porcicultores le hicieron notar que se presentó una disminución del 15% en su venta siendo "15 mil los cerdos que no se han visto beneficiados porque la demanda se ha contraído seriamente".

Otro de los factores que perjudica la venta de su carne es el hecho de que los peruanos prefieran el pollo. "El consumo por persona de carne de vacuno al año es de 5 ½ kilos mientras que la de cerdo es de 4 ½ kilos", indicó.

Leyton también se refirió a la producción de limón que se ha visto perjudicada por el cambio climático y las altas temperaturas. "El año pasado hemos tenido mayor cantidad de calor y la floración de limón ha tenido problemas y al no haber cuajado las flores la producción ha disminuido de manera significativa", precisó el ministro quien añadió que se espera que la situación se normalice en setiembre.

Por otro lado, el aceite y la harina se verán perjudicados por le alza de los precios de la soya, el trigo y el maíz en el mercado internacional. Ante esto indicó que los empresarios agroindustriales aún tienen en stock dicho producto por lo que "se puede controlar y que se mantenga el precio sin variaciones".