Foto: RPP

La reducción del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) que aplicará este miércoles el gobierno para que no se incremente el precio de los combustibles significarán S/.300 millones menos que el Estado peruano dejará de recaudar hasta julio de este año, según estimó el Ministro de Economía y Finanzas, Ismael Benavides.  

“La idea es que los combustibles no suban y más bien el Estado reduzcas el (Impuesto) Selectivo al Consumo porque creemos que no es adecuado que en un entorne de altos precios de productos alimenticios y otros añadir el tema de los precios de los combustibles”, comentó. 

Sin embargo, Benavides aseguró que la reducción de este impuesto no afectará la recaudación fiscal, ya que según dijo, el Estado también se ha beneficiado con las alzas anteriores que sufrió el precio del petróleo en el mercado internacional

 “El Estado esta recibiendo un ingreso hoy día sustancial beneficiándose además con las alzas de precios que ha habido en el 2010, entonces creemos que el Estado puede asumir parte de este incremento en estos momentos”, afirmó.

El próximo gobierno deberá evaluar cual será el impacto real que tendrá esta nueva reducción en la caja fiscal, a la que también se le suma  la disminución del IGV en un punto porcentual, la casi eliminación del Impuesto a las Transferencias Bancarias, las reducciones arancelarias y las exoneraciones tributarias a la Selva peruana.